01/19/2021

‘Vacunarse salva vidas’: dice colombiano vacunado en EE.UU.


Un tolimense de 49 años, recibió la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, el 21 de diciembre de 2020 y la segunda el 11 de enero de 2021. Conoce su historia.


Varios colombianos que viven en el exterior, han contado con el privilegio de recibir rápidamente la vacuna contra el COVID-19, al ser residentes de países que aceleraron el proceso de compra del biológico, como en el caso de Estados Unidos.

Joel León, es un tolimense que decidió mudarse al país norteamericano hace 22 años cuando obtuvo su visa como estudiante para graduarse en licenciatura de Teología y al ver las posibilidades para el futuro, se quedó

Estudiaba Psicología en Colombia cuando resultó la oportunidad de trasladarse a Estados Unidos para hacer un Master en Salud mental. Luego conoció de una especialización dedicada al consuelo cuando se pierde un ser querido: Pastorado Clínico o Capellanía y se enfocó en esta carrera tras experimentar la muerte de su mamá.

Consulta aquí el Plan Nacional de Vacunación COVID-19

Aliviando el dolor de la muerte

“Es un área en la que uno está 100% con las personas en el momento más difícil de sus vidas. Afrontar la muerte o una enfermedad compleja es algo muy fuerte y es mi manera de servir a Dios”, comenta para Canal Institucional, Joel León.

Actualmente, Joel trabaja como capellán en el Hospital Bautista del Sureste de Texas y por razones de sobra, este año ha sido extenuante para él. Cuando está en casa, debe estar atento al beeper por un posible llamado que le indica que debe salir corriendo porque hay un paciente que acaba de fallecer o está en estado crítico.

“Apoyamos a la familia y amigos de alguien que acaba de morir. También apoyamos a los trabajadores del hospital, especialmente en este tiempo de tanta ansiedad y estrés que ha traído el coronavirus”, explica.

El fin de semana del 16 de enero fue una jornada muy compleja para Joel, porque tuvo que atender muchos decesos. Dice que el 85% de estos fallecimientos corresponden a COVID-19 y según él, es la clara muestra de las personas que no quisieron cuidarse durante las festividades de navidad y fin de año.

“Fui a comer a un lugar y veía mucha gente sin protección, ni máscaras, y yo pensaba que hacía cinco minutos salía del hospital con todos los pacientes con coronavirus y había visto morir a alguien. ¿Cómo pueden pensar que no es verdad?”, expresa.

Te invitamos a leer: Estas son las novedades del proceso de vacunación en Colombia

Joel León
Joel León junto a enfermero de Cuidados Intensivos en Baptist Hospitals of Southeast Texas


La esperada vacuna

Joel León, recibió la primera y segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, el 21 de diciembre de 2020 y el pasado 11 de enero de 2021, respectivamente.

Cuenta que sintió bastante dolor en el brazo en el que recibió la primera vacuna y en la noche tuvo escalofrío que se alivió al día siguiente. “La segunda vacuna no la sentí. Fue algo muy diferente, sin embargo, en la noche me volvió a dar escalofrío y fue más intenso que la primera vez. Al otro día, no tuve más”.

Las mínimas reacciones que pueden surgir tras la vacuna contra el COVID-19, son diferentes en cada organismo. Asegura que otros compañeros de trabajo no sintieron nada en la primera dosis, pero en la segunda si tuvieron algunos síntomas y algo de dolor en la zona de aplicación.

Comenta que le llamó la atención que coincidió en los síntomas con una compañera de trabajo que también es hispana, mientras que los compañeros americanos, no presentaron ninguna reacción. Eso le hizo pensar que tal vez la genética de los latinos, hace la diferencia en los posibles efectos.

Carné de vacunación
Carné de vacunación COVID-19 que comparte Joel León


El peligro de las noticias falsas

La mala información que circula en redes sociales, ha dañado la realidad. Pienso que la vacuna no produce lo que muchos dicen. He escuchado de todo: que eso es del diablo, que tiene un chip o que nos va a cambiar el ADN y eso es completamente falso. Yo animo a las personas a que se vacunen porque esto está salvando vidas”, señala Joel León.

Asegura que la información desafortunada le duele porque tiene que ver morir a mucha gente por este nuevo virus y las noticias falsas podrían generar dudas en alguien que necesita ser vacunado.

Finalmente, Joel León, el capellán colombiano que vive en Texas, Estados Unidos y consuela de manera profesional a quien pierde un ser querido, destaca que es necesario buscar el bienestar espiritual en estos tiempos pues la gente está muy sola y necesita un soporte mayor al que puede brindarle un familiar o amigo.

A propósito: Estos son los mitos y verdades sobre la vacuna contra covid-19

DIANA CAROLINA FAGUA