12/03/2020

¿Sabes cómo nos protegen las vacunas? Entérate aquí


En Canal Institucional te contamos el origen del término, qué son y cómo funcionan las vacunas para poder protegernos.

Las vacunas comprenden cualquier mezcla que tenga la función de generar inmunidad en los organismos frente a una determinada enfermedad, buscando estimular la producción de anticuerpos que luego actuarán protegiendo frente a futuras infecciones, ya que el sistema inmune podrá reconocer la llegada de la enfermedad y la destruirá.

Hoy en Canal Institucional te contamos todo lo que debes saber sobre las vacunas, desde su origen hasta el esquema que tenemos en Colombia.

¿Es cierto que la palabra 'vacuna' viene de las vacas?

El término fue propuesto por el químico y bacteriólogo Louis Pasteur en 1881, como un homenaje al trabajo de Edward Jenner, investigador denominado ‘padre de la inmunología’, por haber creado la vacuna contra la viruela en 1796, enfermedad actualmente erradicada.

Jenner pudo identificar que las mujeres ordeñadoras de vacas afectadas de viruela vacuna podían llegar a tener una afectación mínima por esta enfermedad, pero posteriormente no se contagiaban de viruela humana, convirtiéndose inmunes al virus.

Al identificar esto, Jenner decidió tomar líquido de una lesión de una ordeñadora, con síntomas de viruela bovina, para inyectarlo a un niño sano de 8 años. James Phipps, el primer niño vacunado, presentó síntomas leves y se recuperó totalmente a los pocos días. Posteriormente, se le inyectó líquido de la viruela humana, la cual es mucho más agresiva y mortífera, pero no desarrolló ningún síntoma. La inmunización se había producido.

 

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son medicamentos creados a partir de microorganismos (bacterias o virus), muertos o atenuados, con los que se busca incentivar al cuerpo a crear los anticuerpos necesarios para atacar la presencia de la enfermedad en caso de llegar a una exposición.

Antes de que nazcan los bebés adquieren, a través de la placenta, las defensas necesarias para protegerse de ciertas infecciones durante las primeras semanas de vida. Sin embargo, se ha podido comprobar que pierden esa protección en poco tiempo.

Lee también: 

¿Qué requisitos habría para solicitar la eutanasia?

En casos como la tos ferina, la inmunidad transmitida por la madre se mantiene unas pocas semanas, mientras enfermedades como el sarampión, pueden tener inmunidad prolongada hasta seis meses o un año.

Basado en estas inmunidades se crea el esquema de vacunas obligatorias para todos los niños, frente a enfermedades conocidas en el territorio y la edad límite en la que es necesario adquirir la dosis.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Lo que hacen las vacunas se puede entender como ‘engañar al organismo’ y, especialmente al sistema inmunológico, haciéndole creer que está siendo atacado por una infección y obligándole a defenderse.

Sin embargo, el microorganismo al que se expone al cuerpo a través de la vacuna está muerto o muy debilitado, por lo que no es un peligro para el paciente, pero esta presencia es suficiente para que el sistema inmune reaccione generando anticuerpos contra él, adquiriendo a la vez una ‘memoria inmunitaria’ con la que reconocerá el microorganismo y eliminarlo en caso de que la persona esté expuesta al virus real.

En la actualidad también existen vacunas combinadas, como la trivalente o la hexavalente, que buscan inmunizar a la vez al paciente frente a varias enfermedades importantes.

Las vacunas se administran por vía intramuscular, en la mayoría de los casos, o por vía oral. Por lo general se necesitan varias a lo largo del tiempo, para poder crear una inmunidad duradera.

La importancia de las vacunas

Desde su creación, las vacunas han sido una de las medidas de prevención y salud más beneficiosas para la humanidad. Por ejemplo, enfermedades que antes eran epidémicas, causando una alta tasa de mortalidad, ahora están erradicadas en todo el mundo como la viruela; casi erradicadas como la poliomielitis o el sarampión; o controladas, como la hepatitis B o la tos ferina.

Los expertos en inmunología y médicos aseguran que ningún otro medicamento ha salvado tantas vidas como lo han hecho las vacunas, teniendo en cuenta que estas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas, por tener la capacidad de frenar el avance de cierto virus.

¿La vacunación tiene riesgos?

Los riesgos de la vacunación siempre serán inferiores a sus beneficios. La seguridad de todas las vacunas que están en el mercado es muy alta, siendo de los productos farmacéuticos a los que se les exigen los estándares de seguridad más altos.

Como sucede con cualquier otro medicamento, las vacunas pueden llegar a presentar eventuales efectos adversos, aunque esta posibilidad es muy baja. El beneficio es, en todos los casos, mucho mayor que el riesgo, por eso mismo se crea un calendario vacunal bajo las recomendaciones de las autoridades sanitarias internacionales, al identificar aquellas que son fundamentales y que hayan demostrado su eficacia.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL