Faltan

Inicio >> Una de cada tres mujeres será víctima de violencia sexual a lo largo de su vida

Una de cada tres mujeres será víctima de violencia sexual a lo largo de su vida

Violencia de género. Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Imagen de Canal Institucional

Así lo asegura un estudio publicado por ONU Mujeres. En Colombia, el panorama no es alentador.

 

Por: Ana Lucía Rey González- Equipo digital Canal Institucional

 

Según datos de la Consejería Presidencial Para la Equidad de la Mujer, cada 3 días, en Colombia, muere una mujer a manos de su pareja o expareja. Cifras que, sumadas a los 117 casos de violencia intrafamiliar que registró el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre enero y agosto de 2016, evidencian que esta situación que va en aumento.

 

Para Martha Ordóñez, consejera presidencial para la equidad de la mujer, uno de las principales agravantes es el temor a denunciar y la revictimización de las mujeres. Si bien, dice, “contamos con organizaciones de mujeres que hacen incidencia vital en la política pública”, esto no ha sido suficiente para frenar los casos, que respecto a 2015, van en aumento (112, en 2015 a 117, en 2016).

 

Desde la consejería, con el apoyo de ONU Mujeres,  se publicó la Segunda medición del estudio sobre tolerancia social e institucional de las violencias contra las mujeres, que aborda los diferentes tipos de violencia de género, así como en las estrategias de prevención y atención integral a las víctimas.

 

La investigación arrojó que, del 100% de las encuestadas, 17%, entre 13 y 49 años de edad, habían sufrido de manoseos sin su consentimiento. El 35% aseguraron que había ocurrido en la casa – siendo este el porcentaje más alto-; 26%, en la calle; 17,7%, en el transporte público; 16,8% en otros lugares; y por último, un 4,5% en instituciones educativas.

 

Situaciones que, afirmó Ordóñez, deben ser denunciadas. “No nos quedemos calladas, porque gracias a una llamada o denuncia anónima que les llegue a las autoridades, podemos salvar una vida”, agregó. Asimismo, hizo un llamado a ofrecer apoyo psicológico a las víctimas, para evitar crisis de estrés postraumátuco; pero, ante todo, creer en ellas e investigar los hechos.

 

En este estudio, dijo, Ordóñez, “algunos hombres reconocieron que  habían maltratado a sus parejas o que les molestaba que salieran a una cita médica sin que les pidieran permiso”. Ante esto, las participantes afirmaron haber sido víctimas de violencia física por parte de sus compañeros sentimentales: un 28%, con  empujones o zarandeos; el 8%, con patadas; y el 4,4%, con intentos de estrangulamiento.

 

Para la consejera, esto está directamente relacionado con la cosificación de la mujer en la sociedad, además del temor a denunciar. “Cuando no se denuncia, aumenta la violencia; no se queda ahí”, agrega.

 

 

La violencia intrafamiliar no es cuestión de estrato social

Hablar sobre maltrato contra la mujer no es un tema exclusivo de los estratos socioecónomicos más bajos. Según Ordóñez, “desde la mujer rural, hasta la mujer más preparada”, pueden ser víctimas. “A veces, es la misma víctima quien piensa que no puede denunciar porque su pareja es un empresario”, afirma. Incluso, por dicha posición, reciben amenazas e intimidaciones de sus agresores.

 

Ante este panorama, Ordónez insiste en la necesidad de dar ejemplo a los niños, desde el hogar. Esto con el fin de que no repliquen los mismos comportamientos en su entorno escolar y, más tarde, en su vida adulta. “En las empresas se hacen talleres de resolución de conflictos, pero estos comportamientos vienen desde la infancia”, cuenta.  Sobre esa línea, enfatiza en la implementación y el fortalecimiento en las instituciones educativas de la cátedra en derechos humanos, establecida en la Ley 1257 de 2008.

 

 

 

He for she, soy una/o de mil millones
Así se denomina la iniciativa de la ONU Mujeres, cuyo fin es que hombres y mujeres de todo el mundo se comprometan a erradicar la violencia de género, a nivel mundial.

“Soy una/o de mil millones que cree que todos/as nacemos libres e iguales. Actuaré en contra de los prejuicios, la discriminación y la violencia de género para que todos/as tengamos el beneficio de la igualdad”, cita la campaña.

 

He for she es, también, “una invitación a las personas alrededor del mundo a unirse para crear una fuerza audaz y visible para la igualdad de género”.La campaña busca crear conciencia y tomar acciones específicas, en ramas como la identidad, salud, educación, política, trabajo y violencia; y, de este modo, lograr cambios significativos en la sociedad.

Conozca más sobre He for she, aquí.

 

Foto: Pixabay