Caso de brutalidad policiaca que acabó en muerte de ciudadano


Foto: tomada de redes sociales

Contenido

Vecinos del sector fueron los encargados de compartir el video en el que se evidencia el lamentable hecho que costó la vida de Javier Ordoñez, un abogado de 46 años, que por el momento se desempeñaba como taxista. En las imágenes se muestra a dos uniformados que someten a un hombre con choques eléctricos mientras él les clama para que se detengan.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Engativá, en hechos que aún están por esclarecerse. Algunos vecinos afirman que los patrulleros llamaron la atención a Ordoñez y ocho personas más por estar consumiendo alcohol en la calle, lo que llevó a una detención; mientras otros afirman que se estaba presentando una riña, por lo que los uniformados intervinieron, deteniendo a ocho personas.

Lee también: Las masacres que han estremecido a Colombia

Las dos versiones coinciden en que, durante el operativo, Ordóñez se niega a ser detenido, y en respuesta los uniformados lo tiran al suelo, sometiéndolo con un taser (pistola de electrochoques) de manera consecutiva en repetidas ocasiones.

 

"Ya, por favor. No más", se escucha suplicar al hombre tras cada electrochoque, sin embargo, los uniformados no se detienen. Los testigos del hecho también piden a los policías que paren, repitiendo que están siendo grabados, pero no funciona.

“Unas de estas personas son conducidas hasta el CAI, una presenta molestias en su salud física y de inmediato es trasladada al centro médico más cercano. Lastimosamente llega sin signos vitales”, aseguró el coronel Guillén Alexander Amaya Olmos, comandante operativo de Seguridad Ciudadana número 3, en referencia a las detenciones de anoche.

Según esta información, Javier Ordoñez no habría fallecido en el lugar de los hechos, sino en el camino al centro asistencial, posiblemente por la gravedad de los golpes y los electrochoques.

Te puede interesar: Los culpables de masacre en Cali: Fiscalía reporta capturas

El coronel Necton Borja, comandante encargado, dijo que se adelantan las investigaciones correspondientes de este caso. “La Policía Metropolitana, ante los hechos que se presentaron en la localidad de Engativá, han tomado las siguientes determinaciones; suspender de la actividad operativa y pasar a actividades administrativas a los policías que se encuentran inmersos en estos hechos que han sido denunciados”.

El comandante afirmó que colaborarán con Fiscalía General de la Nación, entidad encargada de asumir la investigación. Además, se realizará el acompañamiento a la familia de la víctima, por medio de un equipo interdisciplinario especializado, para poder apoyarlos en esta difícil situación.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, manifestó su rechazo ante este hecho que calificó como “abuso policial”. También anunció que ofrecerá asistencia judicial a los familiares de Javier Ordoñez para que conseguir una “condena ejemplar, no solo a los responsables directos, sino para que haya una reforma estructural que prevenga y sancione el abuso policial”.

 

La ciudadanía ha demostrado su indignación ante este caso a través de redes sociales, calificando al hecho como “repudiable”, “asesinato”, entre muchas más, asegurando que el caso de Javier Ordoñez es la versión colombiana de lo que sucedió con George Floyd en el mes de mayo en Mineápolis, Estados Unidos. Por lo tanto, piden a las autoridades condenas ejemplares para garantizar la no repetición de hechos similares.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL