Colombia se mantiene en alerta por lluvias y fenómenos naturales


El país se mantiene atento ante la posibilidad de nuevas tormentas, lluvias y fenómenos climáticos, que están siendo evaluados. El llamado es para atención urgente en zonas afectadas y en alerta.

Contenido

El país sigue pendiente de las emergencias que se puedan seguir presentando debido a lluvias y fenómenos naturales. La Dirección General Marítima (Dimar) informó este miércoles que, como consecuencia de la circulación remanente del huracán Iota, se está formando en el suroeste del mar Caribe colombiano un sistema de baja presión con una probabilidad del 20% de convertirse en un ciclón tropical, lo que podría ocurrir durante los próximos cinco días.

La Dimar también explicó que se ha identificado el ingreso de una onda tropical con nubosidad abundante, que impactará en la activación de las lluvias en la región Caribe. Esta onda tropical será absorbida por el sistema que actualmente se forma en el suroeste del Caribe, por lo que aumentará la inestabilidad atmosférica en la región.

Según la Dimar, independientemente de que el sistema de baja presión se convierta en un ciclón tropical, las lluvias permanecerán durante los próximos días. El litoral Caribe y la región marítima nacional, incluidos San Andrés, Providencia y Santa Catalina, presentarán lluvias de intensidad moderada a fuerte en las próximas jornadas.

“Estas lluvias se producirán no solo por el efecto de los sistemas mencionados, sino por la cantidad de humedad que llegará a la región, proveniente de un frente frío que se posiciona sobre el occidente del mar Caribe y otra onda tropical que se acerca”, explicó la Dimar.

La amenaza de una nueva onda tropical

Por otro lado, el Ideam también lanzó una alerta al anunciar que la temporada de huracanes se podría extender hasta el 30 de noviembre (e incluso tiempo adicional), lo que podría provocar nuevos fenónemos climáticos como lluvias, tormentas y las consecuencias de una nueva onda tropical.

Esta onda, que de acuerdo al Ideam está en aguas venezolanas, se podría dirigir en los próximos días al mar caribe colombiano y se está a la espera de determinar que tipo de amenaza significa: si genera nuevas tormentas o se forme un huracán en el norte del país.

El llamado es para que en zonas como La Guajira, César y el Magdalena se tomen las medidas necesarias de precaución y prevención, con el fin de minimizar las afectaciones que puedan generar esos fenómenos climáticos.

Otras zonas afectadas

Además de San Andrés, Providencia y Cartagena, otras ciudades y regiones han sufrido los embates de la naturaleza: el Chocó, Cúcuta, Dadeiba y Usme, son poblaciones que también requieren acciones urgentes y solidarias para atender los estragos de lluvias e inundaciones.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL / COLPRENSA