¿Cómo evitar que los niños sean víctimas de delincuentes en internet?


Contenido

Tras la denuncia conocida en los últimos días en redes sociales, en la que una usuaria describe cómo su hermana de 9 años estuvo a punto de ser víctima de una red de pedofilia, Canal Institucional contactó a la organización RedPapaz, para entender cómo se puede evitar esta situación de peligro en el contexto familiar y de qué manera se le debe explicar a los menores estos riesgos.

Judy Benavides, Gestora de Incidencia de RedPapaz, asegura que lo primero que debe promoverse en una familia es el acompañamiento y la confianza en todas las actividades del menor, incluidas las escolares, extracurriculares y de ocio, entre ellas la interacción en redes sociales y el uso de celulares y demás aparatos electrónicos.

Lee también: Conoce el proceso y requisitos para adoptar en Colombia

Solo así, es como se logra que el niño pueda ver en sus padres apoyo para aclarar dudas y confirmar si una situación es correcta o no, como lo describió la denunciante en sus redes sociales: “Cuando mi hermana le dice a esa persona que le va a contar a mis papás que va a participar en un concurso, y esto es algo que la mayoría de niños no haría, esa persona le dice que no le puede contar a nadie”.

Desde su profesión como psicóloga, la vocera de RedPapaz considera que, dependiendo de la edad del niño, es conveniente o no el uso de un celular. “Si tiene menos de dos años, ojalá no tenga ningún contacto con el celular y en la medida que va creciendo, tenga un uso moderado, con restricciones, sin acceso a internet dependiendo el caso y con la posibilidad de que los padres monitoreen los contenidos vistos”, explica.

¿Qué hacer ante el agresor?

Cuando se haya identificado la situación de peligro, bien sea porque el menor alertó o porque la familia se percató a tiempo de que algo no está bien, lo primero que se hace es cortar de inmediato con la comunicación con ese agresor que se esconde tras un perfil falso, muchas veces usando fotos de artistas o personajes de gusto infantil.

“A veces pasa que cuando ya el agresor empezó a demostrar lo que quiere, le dicen que lo van a denunciar y esto da pie a una situación de extorsión, por eso se debe terminar el contacto, no responderle más.”, explica Judy Benavides.

Agrega: “No se deben cerrar esas conversaciones ni eliminar las cuentas porque es el único material probatorio válido. En estos casos, los pantallazos no son tenidos en cuenta en una investigación porque pueden ser editados. Lo siguiente que se debe hacer es denunciar inmediatamente la situación”.

Cómo podemos denunciar

Existen varios canales como el Cai Virtual, el portal ‘A Denunciar’ de la Fiscalía General y la Policía Nacional y la aplicación Te Protejo.

 “Dentro de TeProtejo.org se encuentran seis categorías particulares para el reporte, pero si no estoy seguro de mi caso a cuál pertenece, lo puedo poner en otros. Luego, hay dos formularios para describir la situación. En el primero, el usuario reporta lo sucedido y en el segundo se solicita la información de contacto la cuál es muy importante porque así se puede iniciar con la investigación, aclarando que esto es confidencial porque nunca se van a revelar datos del usuario que denuncia”, explica RedPapaz.

¿Cómo saber si una cuenta o perfil es peligrosa?

Los perfiles que se centran en buscar niños, se caracterizan porque en sus fotos no hay una identidad clara, pueden ser personas de espaldas, personajes animados, muñecos o personas famosas. “Sobre esos perfiles hay que estar atentos, más aún si la mayoría de sus contactos son personas muy jóvenes”, afirma Judy Benavides.

Es importante explicarle al niño la importancia de no aceptar personas desconocidas en sus redes y enseñarle que cualquier conversación que le parezca incómoda con cualquier persona, siempre debe comentarla con sus padres, más aún cuando le insisten que deben guardar un secreto y que si cuenta, su familia se podrá enojar. Aquí es básico que el menor sienta confianza y no temorpor lo que mamá y papá deben mantener siempre la calma y ser muy claros para instruir sobre los peligros.

Desafortunadamente nadie está exento de ser sospechoso de violentar la inocencia de los niños, por lo que escucharlos, cuando describen cosas extrañar incluso con algún familiar, es vital para romper lo más rápido posible con ese posible escenario de abuso.

Lee también: Así puedes ayudar a combatir la trata desde tu celular

También es importante hacerle comprender a los menores que los supuestos concursos y entrega de premios en los que se solicitan fotos y  otra información para poder participar, nunca van a entregarle al niño lo que prometieron (bicicletas, patines, viajes, conocer a su personaje favorito) pero sí va a resultar en algo sumamente peligroso para su integridad.

En este sentido, hay que tener cuidado incluso con las convocatorias para casting para promoción de artículos de niños. Muchos papás sueñan con ver a sus hijos en comerciales y revistas y aunque hay firmas muy serias dedicadas a este trabajo, sin duda hay delincuentes que se hacen pasar por agencias para pedir fotos de niños, con ciertas características. Ojo.

Tecnología en el chip de las nuevas generaciones

Niños y adolescentes de esta época y por supuesto, los que están naciendo, están en un mundo cuya comunicación se basa en canales tecnológicos y por eso es poco probable que estén totalmente aislados del uso de celulares y otros dispositivos, advierte RedPapaz.

El error está en que esa manipulación de aparatos empiece cuando ni siquiera han cumplido los dos años o cuando los papás pretenden tranquilizar a sus hijos, entregando en sus manos un celular. Según RedPapaz, el acompañamiento con los hijos debe ser constante y presencial y se puede ir llegando a acuerdos sobre el uso de las nuevas tecnologías, en la medida que van teniendo uso de razón.

 En la medida de lo posible, los papás deben conocer cuáles son las aplicaciones ‘de moda’ para crear perfiles en ellas que les permitan interactuar con sus hijos, hablar con ellos de forma amena sobre las tendencias en internet, saber quiénes son los nuevos influencers y los temas que ellos proponen, sin que esto le quite valor a la autoridad que deben ejercer como padres.

DIANA CAROLINA FAGUA