¡Datos curiosos!: Así se hacen los billetes en Colombia


Contenido

El Banco de la República es un órgano del Estado que preserva la capacidad adquisitiva de la moneda, de la mano con la política económica del país, que busca mantener estable el producto y el empleo en sus niveles sostenibles de largo plazo.

Las funciones especiales asignadas al incluyen regular la moneda, los cambios internacionales y el crédito, emitir la moneda legal colombiana, administrar las reservas internacionales, ser prestamista y banquero de los establecimientos de crédito y servir como agente fiscal del Gobierno. Además contribuye a la generación de conocimiento y a la actividad cultural del país.

Te puede interesar: Consulta si eres beneficiario de Ingreso Solidario en julio

En su aniversario número 97 queremos contarte un poco de su funcionamiento, desde la imprenta de billetes.

¿Cómo se hace el dinero?

Estos son algunos de los datos curiosos alrededor de la producción del dinero en Colombia:

· El departamento de Tesorería le entrega al director de producción de la Imprenta Nacional, entre septiembre y octubre de cada año, el informe con las cantidades anuales de billetes que se necesitarán para que el país tenga la cantidad suficiente de dinero.

· En el mundo solo existen seis proveedores del papel de seguridad que se usa para la impresión de los billetes, por lo tanto deben pedirlo con ¡ocho meses de antelación!

· La imprenta mantiene un inventario del papel y de la tinta para tener asegurada al menos el 30 % de la producción del año siguiente.

· El color, las marcas de agua, las figuras de colores y el hilo de seguridad ya vienen listos desde la fábrica, pero deben dejarse reposar al menos 24 horas, porque puede dañarse cuando entre en contacto con el ambiente.

· Un billete se demora aproximadamente tres meses en producirse, ya que debe pasar por seis procesos.

Conoce aquí el paso a paso de su fabricación:

1. Impresión ‘offset’

En esta fase el papel pasa por una maquina que le pone los colores, según su denominación. Cada plancha metálica tiene un tono específico y el color queda fijado en los espacios que aceptan el aceite de la tinta.

¿Sabías que este proceso de impresión marca simultáneamente las dos caras del papel de seguridad para que coincidan correctamente los elementos como el registro, el irisado y los dispositivos anti escáner?

2. Calcografía

Usando planchas metálicas grabadas se estampan los textos principales, los números que identifican al billete, según la denominación, las imágenes complementarias y el retrato del personaje.

3. Revisión automática de los pliegos impresos

Con cámaras de alta resolución se realiza un escaneo por las dos caras del papel, para confirmar que todo esté en orden, antes de hacer la impresión del número de serie del billete, por si es necesario descartar alguna hoja.

Lee también: Se acercan las fechas para declarar renta: ¡Prepárate!

4. Revisión manual de los pliegos impresos

Como medida de seguridad adicional, un grupo de personas entrenado revisa cada pliego de forma manual. Los encargados deben examinar dos veces por cada cara una resma de 500 hojas.

¿Sabías que en las ocho horas laborales cada encargado alcanza a revisar alrededor de 9 resmas?

5. Impresión topográfica

Después de que descartar las hojas que no cumplen con los estándares de calidad, los pliegos aprobados pasan a ‘Aglomeración’ donde se coloca la serie de cada billete.

6. Barnizado

Para darle durabilidad al billete, las hojas pasan por una máquina que le aplica una capa de barniz transparente, un proceso de semiplastificado o lacado.

¿Sabías que para cortar los pliegos, deben reposar mínimo un día ya que salen muy calientes después del barnizado?

Al finalizar, se organizan los billetes en grupos de 100, pasan a una máquina que acumula 10 fajos, amarra los mil billetes y los vuelve a contar.

Sin embargo, hasta este punto, los billetes son solo papel. Para que un billete realmente tenga valor, deben ser recogidos por una máquina del departamento de tesorería del Banco de la República, quien es el único autorizado de la circulación de los mismos a través de sus ventanillas, pagos a bancos comerciales, o bóvedas anexas, tras registrar el serial de cada billete.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL