Dejando atrás la coca y la guerra


Contenido

Después de 15 años, Éver Aleán regresó a sus orígenes, a la escuela en la que recibió su formación inicial y al pueblo donde pasó los primeros años de su vida.

 

Allí recordó que, una vez, quiso ser el mejor raspachín de coca, pues era el único oficio que los campesinos de su tierra sabían hacer. Volvió a su mente la ilusión del dinero fácil, que tenían los jóvenes de la vereda La Caucana; un poblado escondido, en los valles infinitos del Bajo Cauca.

 

Su memoria revive el día en que ese falso paraíso se desvaneció, cuando la coca tocó a su puerta y le arrebató, para siempre, a una de las personas que más amaba.

 

Hoy, luego de duras pruebas, pero con la satisfacción de haber ido a la universidad y reconstruir sus sueños, Éver agradece a la vida lo que le ha dado: su familia, su trabajo y la oportunidad para ser útil a la sociedad que tanto lo necesita.

 

No se pierda esta inspiradora historia, este domingo 4 de junio a las 6 p.m. por CITV y vía streaming, en nuestro sitio web www.canalinstitucional.tv

The website encountered an unexpected error. Please try again later.