Inicio >> Noticias >> Las mujeres detrás de los ornamentos papales

Las mujeres detrás de los ornamentos papales

Foto: Conferencia Episcopal

Imagen de arey

En noviembre de 2016, la experta en moda, Pilar Castaño, y la diseñadora, Mercedes Salazar, iniciaron un recorrido por los tejidos ancestrales de Colombia con un único fin: vestir al Papa Francisco para su visita al país.

Este dúo de mujeres, que nunca antes habían diseñado para un representante de la Iglesia Católica, se tomaron la tarea de investigar el significado de cada ornamento de las vestiduras papales y, partiendo de ese punto, iniciaron un proceso, casi a contrarreloj, junto con las manos prodigiosas de los artesanos de distintas comunidades.

 

Lea también: Así será la agenda del sumo pontífice en Colombia


Las bordadoras de Cartago, la etnia Kamëntsá, en el Putumayo, y los tejedores de La Guajira; cada comunidad con su técnica, lograron diseñar las casullas y las mitras del Papa Francisco, imprimiendo sus tradiciones artísticas.


"Desde que nos invitaron a hacer parte del equipo de creación, lo primero que yo hice fue entender que lo que teníamos que hacer era un homenaje a las técnicas artesanales ancestrales colombianas. Teníamos que hacer cuatro casullas, que se pondría el santo padre para cada una de las misas", contó Mercedes Salazar, en entrevista con el equipo digital de CITV- Canal Institucional.


Para Pilar Castaño, es también "una forma de crear tejido social". "Somos un país tejedor y es muy importante que una persona de esa magnitud como el papa lleve puesto nuestra tradición, nuestras raíces, nuestra esencia", dijo.

 

La inspiración


La flora y fauna del país, que actualmente cuenta con cerca de 45 mil variedades de plantas y cuyos ecosistemas alojan a especies exóticas como el tapir, el jaguar y el oso de anteojos, entre otras, fueron la inspiración de estos bordados.

Las chaquiras y los hilos anudados y tejidos, elaborados completamente a mano; enriquecieron su significado ancestral con una fusión de colores. El azul, que hacía alusión a los cielos y los mares del territorio nacional; el amarillo, como un homenaje al sol - que para algunas comunidades indígenas tiene una connotación divina-; y el verde, que recrea la flora del país.

 

Un diseño, una ciudad

 

Medellín
"El primer diseño que hicimos fue con la etnia Kamëntsá, en el Putumayo, que son expertos en el trabajo de chaquiras", aseguró Salazar.
Un legado ancestral preservado y encabezado por Marcelino Chindoy, tejido a mano en telares de Sibundoy (Putumayo).


En estas vestiduras, que el papa usará en Medellín, "se buscó vincular el tema indígena y religioso, al mismo tiempo", según contó la diseñadora. El ojo de Dios y el camino de la vida se mezclan con figuras geométricas en una base de chaquiras de tonalidades azules. 

 

 

Cartagena
Está inspirada en la flora y fauna de Colombia. Hojas y pájaros se enredan entre bordados hechos a mano en Cartago, por cuatro mujeres de manos prodigiosas.


"Había una casulla que yo quería que fuera muy especial, el día de color verde, ahí diseñamos un árbol de la vida con un montón de flores, pájaros y frutas, haciendo un homenaje a la riqueza ecológica que tiene Colombia. Trabajaron durante 35 días, 4 mujeres. Es un trabajo muy especial", agregó Salazar.

 


Artesanos colombianos a cargo de ornamentos del Papa

 

 

Villavicencio
Inés Adriana Murillo, Deisy Henao, Alicia Castro y Cecilia Velásquez, bordadoras de Cartago, usaron la técnica Alma, para exaltar a la Virgen de Chiquinquirá. Está inspirada en el movimiento artístico Naive.


Para la diseñadora, es una invitación a los colombianos a reconciliarse con los íconos religiosos que nos muestran los papás cuando somos chiquitos. "Yo no quería nada muy antigüo, sino todo muy real, como lo hacen los artesanos, en su lenguaje cotidiano", afirmó.


Bogotá
El último diseño fue en La Guajira, usando la técnica de anudado de la comunidad Wayúu de La Guajira, en cabeza de Iris Aguilar y Emiro Tirnó. 


Entre nudos hechos a mano se va tejiendo un río con peces dorados, acompañados de una representación geométrica del ojo de Dios. Para Salazar, "es un diseño geométrico pero lleno de simbología".

 


La importancia de la moda en la visita del Papa Francisco
Si bien, asegura Salazar, la llegada del máximo líder de la Iglesia Católica es buscar que los colombianos se reencuentren con ellos mismos en el camino hacia Cristo; también, es la oportunidad para para mostrar la riqueza del país.


"Lo que siento que Colombia tiene más lindo, además de su simbología, son las técnicas artesanales. Es una oportunidad, a través de la moda, de mostrar quienes somos y cuáles son nuestras raíces", dijo la diseñadora colombiana. Esta artista bogotana sueña con que el papa se lleve las casullas y las use fuera del país, como un regalo de todos los colombianos.