No hay pruebas de que las mascotas aumenten riesgo de contagio


Foto: Colprensa

Contenido

En días pasados se reveló un estudio, desarrollado por la Universidad de Granada y la Escuela Andaluza de Salud Pública, que afirma que vivir con mascotas y las compras por domicilio fueron factores que aumentaron el riesgo para contraer el coronavirus durante el confinamiento.

Este estudio ha sido interpretado por muchos como afirmación de que las mascotas son transmisores del nuevo coronavirus, sin embargo, durante los últimos meses se han realizado diferentes estudios con conclusiones distintas.

La investigación de la Universidad de Granada analizó posibles factores de riesgo en la transmisión del coronavirus durante el confinamiento estricto entre los meses de marzo y mayo, según un comunicado oficial de la entidad.

Te puede interesar: ¿Cómo podemos evitar un rebrote en Colombia?

Según los datos de los investigadores, las posibilidades de contraer la covid-19 fueron un 78 % más en las personas con perro y un 94 % mayores para los compradores con entrega en casa.

Sin embargo, este estudio ha causado indignación en redes sociales por considerar que hasta la fecha no existe sustento científico para afirmar que existe una relación directa entre la transmisión de la enfermedad y las mascotas.

Estudios en defensa de las mascotas

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), se considera muy bajo el riesgo de que los animales se contagien o que trasmitan la covid-19 a los humanos.

El Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y Salud Pública Veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (PANAFTOSA-OPS/OMS) y Protección Animal Mundial (World Animal Protection) han trabajado para defender la premisa de que las mascotas no representan un riesgo directo para sus dueños.

 

Alrededor del mundo se han presentado algunos casos aislados de contagios en perros y gatos, sin embargo, han sido excepcionales. Por lo tanto, éstos no pueden ser base para aseverar que todas las mascotas pueden representar un riesgo para los humanos.

Uno de estos casos fue el de un perro en Hong Kong que, a pesar de haber dado positivo para covid-19 en una prueba PCR, no contagió a ninguna de las personas que vive en la misma casa, ni transmitió el virus a otro perro de raza más pequeña que convive con él.

“Los servicios veterinarios de la Región administrativa especial de Hong Kong de la República Popular de China notificaron a la OIE que dos perros se habían infectado por el virus de la covid-19 tras una estrecha exposición a sus dueños que estaban enfermos. Las pruebas, realizadas mediante PCR en tiempo real, demostraron la presencia de material genético del virus COVID-19 en muestras nasales y orales. Los perros no mostraron ningún signo clínico de la enfermedad. De hecho, el pastor alemán vivía con un perro de raza mixta que nunca se enfermó y tampoco presentó virus en el examen PCR” aseguró la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Estas muestras podrían demostrar que los animales no tienen un papel significativo en el contagio del virus que causa la covid-19. Hasta la fecha no hay evidencia de que los virus puedan trasmitirse (a la gente o a otros animales) a través de la piel o el pelo de una mascota.

"Por el momento no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del virus que causa el COVID-19. Con base en la información limitada disponible hasta la fecha, el riesgo de que los animales transmitan el COVID-19 a las personas se considera bajo. Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales pudieran resultar afectados por la covid-19 y de qué manera", afirma la CDC de Estados Unidos en su página web.

Lee también: Las posibles razones del aumento de casos de covid en Colombia

La OMS afirma que no hay evidencia científica de que los animales de compañía (perros y gatos sean una fuente de infección para los humanos. Las recomendaciones con animales siguen siendo lavarse las manos antes y después de interactuar con ellos y sus pertenencias, así como practicar el distanciamiento si se siente enfermo.

“Nuestra recomendación es que los dueños de mascotas las sigan cuidando y mantengan la calma. El abandono de perros y gatos es inadmisible, y no es, bajo ningún concepto, la solución a la pandemia del COVID-19. Tampoco lo es el sacrificio de animales. Esta pandemia no es, ni puede llegar a usarse, bajo ningún concepto, como una justificación para practicar la matanza despiadada” afirma la OMS en su página web.

También han destacado que los animales en muchas ocasiones pueden tener un papel fundamental como apoyo en la familia desde la parte psicológica.

“Hay mucha evidencia científica que los perros y gatos mejoran y enriquecen la vida y la salud de las personas. Adicionalmente, pueden ser de un gran apoyo psicológico para las familias, al reducir niveles de estrés y tendencias suicidas, algo de mucho apoyo en época de distanciamiento social” aseguran.

Para más información ingresa al portal web de la Organización Panamericana de la salud en www.paho.org o consulta su estudio completo relacionado con las mascotas dando clic aquí.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL