¡Protégete! medidas para andar en transporte público


Contenido

Con el fin de reactivar varios sectores económicos en el país, el Ministerio de Salud y Protección Social aprobó la Resolución 677 de 2020, con el fin de difundir los protocolos de bioseguridad que tendrán que adoptarse para el uso responsable del transporte público. Estas medidas son obligatorias para pasajeros, trabajadores y empresas prestadoras del servicio.

La primera medida para evitar la propagación del virus es la limpieza y desinfección constante de los sitios en los que las personas puedan tener contacto directo, como taquillas, sillas, pasamanos, etc.

Adicionalmente, en portales y paraderos, se debe regular el acceso, organizando a los pasajeros en filas con una distancia mínima de dos metros entre cada uno. Las empresas velarán por evitar las aglomeraciones en las terminales e instalaciones.

En el interior de los vehículos de transporte público, debe mantenerse una distancia de un metro mínimo entre personas. El uso de tapabocas será obligatorio para todos los pasajeros, en el interior de los vehículos, en portales y estaciones.

Antes y después de cada recorrido, el conductor o encargado de la empresa de transporte, tendrá que asear el vehículo con agua y jabón. También se desinfectarán con regularidad las superficies con las que puedan tener contacto los pasajeros y partes de la cabina piezas como espejos retrovisores, manubrios, manijas de puertas cuidando la seguridad del conductor.

Durante el recorrido, el conductor estará atento a cualquier signo de alerta y si algún pasajero muestra la presencia de síntomas asociados al COVID-19, se debe informar inmediatamente el caso ante las entidades competentes y pedirle al usuario que se aísle a una distancia de mínimo dos metros de los demás usuarios y del conductor.

Los usuarios del transporte público están obligados a velar por su seguridad y de las personas de su entorno. Por esto el uso del tapabocas convencional es obligatorio, tendrá que mantener una distancia de un metro al interior del vehículo, evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca, procurar realizar el pago del transporte con medios electrónicos y si lo hace en efectivo, pagar el valor exacto.

Finalmente, las empresas prestadoras del servicio de transporte deben garantizar la disponibilidad de lavamanos con abastecimiento de agua, jabón líquido, toallas de papel desechables y bolsas de plástico o canecas con tapa para disponer los residuos que se generen. También, deben instalarse dispensadores de alcohol glicerinado o gel antibacterial en las puertas de ingreso y salida de pasajeros, conductores y personal de apoyo.

REDACCIÓN

The website encountered an unexpected error. Please try again later.