Rappi pagará la máxima sanción posible impuesta por la SIC


Foto: Colprensa

Contenido

Este lunes, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) anunció que la plataforma Rappi tendrá que cancelar una sanción de 2.000 salarios mínimos legales vigentes, la cual equivale a $ 1.755’606.000, multa máxima que puede imponer la entidad, por incumplir la normatividad de protección al consumidor.

Dentro de los argumentos del organismo para imponer esta multa está la violación de las normas y no ofrecerles a los usuarios información completa, datos del precio de todos los productos, publicidad engañosa, cláusulas abusivas e incumplir con las obligaciones legales relacionadas con ventas a distancia y comercio electrónico.

El proceso contra Rappi radica de cientos de quejas de usuarios interpuestas contra la plataforma por parte de los usuarios, lo que desencadenó una investigación y formulación de pliego de cargos en el 2019.

En ese momento la SIC señaló que la aplicación debía hacer adecuaciones para cumplir con la normatividad de comercio electrónico, ya que logró concluir que Rappi es un proveedor o expendedor de bienes y servicios por medios electrónicos y no un portal de contacto como alegaba la plataforma.

Te puede interesar: La razón de la millonaria sanción de la SIC a Claro y ETB

La Superintendencia afirma que la plataforma no solo cumple con la “función de contactar a Rappitenderos, consumidores y aliados comerciales, sino que hace parte de la cadena de comercialización, así sea de manera indirecta, de los bienes y servicios que ofrece a través de su plataforma”.

Además, hizo un llamado a revisar los términos y condiciones de uso de la aplicación por parte de los consumidores, ya que ésta podría estar vulnerando las normas del Estatuto del Consumidor, al “restringir la posibilidad de hacer efectivas las garantías y la entrega de vueltas exactas” y presumir “la manifestación de voluntad del consumidor”.

Por estas razones la SIC le ordenó el año pasado a Rappi hacer ajustes en las cláusulas referentes a términos y condiciones.

También, la investigación formuló cargos contra la aplicación por violar las normas de protección al consumidor en 9 áreas: información incompleta, publicidad engañosa, promociones y ofertas, información pública de precios, cláusulas abusivas, derecho de retracto, reversión del pago, calidad y comercio electrónico.

El principal factor por el que se multa ahora a Rappi es por su carácter de proveedor o expendedor de bienes y servicios a través de medios electrónicos, no de portal de contacto, por lo tanto, podría estar evadiendo algunas responsabilidades monetarias y de prestación del servicio.

Lee también: ¡Cuidado! Estas son las sanciones por evadir impuestos

Debido a que la plataforma recibe dinero por las transacciones y los consumos dentro de la aplicación, el pago que hace el usuario lo recibe Rappi, quien reparte de forma semanal a sus aliados comerciales, “descontando, entre otros el valor por uso y alquiler de la plataforma, compensaciones por retrasos, órdenes incompletas erróneas”.

Percibe ingresos por los servicios que ella misma ofrece sin intervención de los aliados, en los servicios como el ‘Rappi antojo’, ‘Rappi cash’ y ‘RappiPrime’ y cuenta, también, con métodos de pago propios como ‘Rappicréditos’ y ‘RappiPay’".

A su vez, emite publicidad propia y de sus aliados, tiene la posibilidad de modificar información pública de precios de los bienes que ofrece, modificando de manera unilateral los precios de los productos, lo que ha denotado, en algunos casos, “el incremento del valor de los productos exhibidos hasta en un 10 % y además se probó que obtiene una ganancia derivada del sobrecosto del precio de los mismos”.

En cuanto a los Rappitenderos, la SIC asegura que la plataforma “subroga en los derechos patrimoniales”, convirtiéndose “en acreedor de los consumidores y se reserva la facultad de revocar y cancelar directamente los encargos que solicitan los usuarios”.

Por último, con relación a la orden de agosto del 2019, la SIC pudo determinar que la aplicación no ha cumplido 5 de los 7 ítems a cambiar, por lo tanto, le dio 30 días hábiles a Rappi para que cumpla el ordenamiento o podrá ser incluida en un nuevo procedimiento administrativo condenatorio.

Por la acumulación de faltas y no cumplimiento del ordenamiento del 2019, Rappi ahora se enfrenta a la máxima multa monetaria existente en la SIC, además de permanecer bajo proceso el próximo mes, con posibilidad de un nuevo proceso penal por incumplimiento.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL