Testigo relató cómo murió Javier Ordóñez


Foto: Colprensa.

Contenido

Wilder Salazar, amigo del bogotano Javier Ordóñez y testigo clave de lo que pasó dentro del CAI de Villa Luz en Bogotá, dijo que ningún uniformado lo ayudó cuando estaba mal herido y que al contrario se le acercaron para agredirlo.

El relato de Wilder Salazar responde a las dudas de lo que pasó con su amigo Javier Ordóñez la noche del 9 de septiembre.
La representante a la Cámara, Katherine Miranda, fue que reveló el testimonio.

Puedes leer: Así se vivió el funeral de Javier Ordóñez

"Hoy después de ocho días de la tortura, y del vil asesinato de Javiér Ordóñez, verá el país por primera vez al testigo del crimen, el testigo del asesinato", anunció este miércoles la representante Miranda.

Wilder Salazar contó lo que sucedido en el momento que él y Javier Ordóñez fueron trasladados en una patrulla de la Policía hacia el CAI de Villa Luz.

"Yo me bajo por mis propios medios (...) empujan, entro al CAI, cuando veo a Javier que ya venía muy débil, con la cabeza agachada. Ahí lo siguen golpeando, lo empujan, lo botan al piso", aseguró Salazar.

Salazar afirmó que como a Javier Ordóñez le costaba respirar, le pidió a los oficiales que lo llevaran a un hospital.

"Nunca lo ayudaron, ellos solo se acercaban para agredirlo verbalmente o físicamente. Observo que llegan muchos más policías, tal vez cuatro o cinco, no estoy seguro de la cantidad pero eran varios, entran al CAI, ven a mi amigo Javier en el piso esposado, a mi contra la pared esposado, ven que lo están lastimando y no le prestan ayuda"

También te puede ineteresar: "Policías que hayan cometido delitos deben ser castigados"

El testigo continuó con su relato: "Yo me desespero ,empiezo a gritar como loco 'por favor quitenme las esposas, yo necesito sentar a mi amigo, necesito ayudarlo, quitenme la esposas' hasta que por fin. Pero yo me doy cuenta de que él está totalmente pálido, una parte de su cara está totalmente hinchada, tiene marcas por todo el cuerpo, como de quemaduras, de golpes. Su cuerpo está morado".

Logró que Javier fuera trasladado a la Clínica María del Lago, pero ya era demasiado tarde.

Salazar aclaró que con su testimonio busca que se haga justicia y que el caso de Javier Ordóñez no quede impune.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL