Viruela: la pandemia que más afectó a los indígenas


La viruela llegó a América en 1518, tras la conquista de Europa.

En Historias de la Contingencia hablamos sobre la viruela, cómo se vivió y cuál es su relación con la actual pandemia. Conoce todos los detalles aquí.

Contenido

La viruela ha sido una de las enfermedades que más golpeó a la humanidad, llegando a presentarse en 4 de los 5 continentes, además de ser una de las razones que más aportó en la disminución de población indígena tras la conquista.

Aunque se desconoce su origen exacto en el tiempo se tienen registros de hace más de 3.000 años de la existencia de esta enfermedad. Por lo tanto, en muchos lugares no se pudo contener debido al escaso conocimiento y limitados recursos médicos de la época.

Para conocer un poco más sobre este tema en Canal Institucional hemos invitado a Elsa Garzón, historiadora de Señal Memoria, para hacer parte de una nueva emisión de nuestro programa Historias de la Contingencia.

¿Qué es la viruela y dónde se origina?

La viruela es una enfermedad de carácter viral, que incluye una amplia gama de síntomas y existen registros de su existencia desde hace más de 3.500 años.

Los primeros registros de esta enfermedad se ubican principalmente en India y el antiguo Egipto, llegando encontrarse algunas heridas y pústulas, características de esta enfermedad, en las momias de esta civilización, incluida la del faraón Ramsés V.

Con el paso del tiempo, y la conquista de nuevos espacios, esta enfermedad se fue expandiendo a distintos países y continentes, llegando de esta manera a Europa, Asia y África, quienes posteriormente lo llevarían a América, en el 1500, con los exploradores y conquistadores.

La viruela en América

Inicialmente esta enfermedad llega a lo que hoy conocemos como las Antillas Americanas, primera parada de la conquista al nuevo continente. De allí se expandió al territorio que hoy conocemos como México y desde este punto se expandió hacia el sur, llegando hasta la Nueva Granada, es decir, Colombia.

Lee también: 

Las epidemias que llegaron a América en la conquista

Cabe destacar que la viruela fue una de las enfermedades que más afectó a la población indígena y nativos luego de la llegada de los europeos, causando una muy alta tasa de mortalidad en el mundo.

Esta disminución de población nativa, sumada a las acciones violentas de los conquistadores, facilitaron la apropiación de estos espacios, ya que eran menos personas por someter al régimen de la corona.

¿Cuáles eran los síntomas de esta enfermedad?

La viruela afectaba diferentes áreas del cuerpo, teniendo como principales síntomas fiebre, dolores de cabeza, dolor de espalda y, en niños o casos graves, se presentaban convulsiones. Sin embargo, el signo más claro y evidente de la presencia de esta enfermedad era la aparición de pústulas o erupciones en la piel, particularmente en la cara y extremidades, que se llenaban de pus.

Esa enfermedad además de ser incómoda y dolorosa hacía imposible comer, causando un alto índice de muerte por inanición y, en el caso de los sobrevivientes, generalmente el rostro queda desfigurado debido a las cicatrices e incluso llegaban a perder la visión.

¿Sabemos cuántas personas pudieron haber muerto por causa de la viruela?

Al ser una enfermedad tan longeva, y no existir un mecanismo de conteo certero antes del siglo XIX, es casi imposible dar una cifra exacta de la cantidad de muertes. Sin embargo, se estima que para solo durante la primera mitad del siglo XX a nivel mundial se dieron alrededor de 300 millones de muertes.

¿Cómo se logra finalmente erradicar la viruela?

Antes de hablar de una vacuna definitiva para la viruela podemos destacar algunas de las medidas que se tomaron en su momento, para intentar contener el avance y la agresividad de esta enfermedad en la población.

En distintos territorios hicieron cordones de seguridad, aislar a las personas, evitar contacto y, particularmente en China, se dio el mecanismo de la inoculación.

La inoculación consistía en exponer a una persona sana a las partículas resultantes de la raspadura de las pústulas o tener contacto con el líquido de estas heridas para adquirir inmunidad después de unos pocos días de síntomas relacionados con la viruela.

Posteriormente, en el siglo XVIII, Edward Jenner usa la misma idea de la inoculación para iniciar sus estudios para la creación de la vacuna. En estos casos se utilizaba el pus resultante de las heridas de la viruela en vacas, de allí la palabra vacuna que posteriormente se le dará a esta cura.

Cuando Jenner finalmente logra crear la vacuna para la viruela se empiezan a crear campañas de vacunación en los diferentes países.

Sin embargo, hasta después de la mitad del siglo XX se empiezan a crear esfuerzos colectivos de manera internacional para llegar a la erradicación total de esta enfermedad a nivel mundial, objetivo que se logra en 1980.

¿Qué enseñanza nos queda de la viruela para afrontar la pandemia actual?

La viruela deja la lección de cómo poder tratar una enfermedad que es tan fácil contagio, similar a lo que sucede con la covid-19. Además, deja enseñanzas sobre las medidas sanitarias necesarias y fundamentales para la erradicación de una pandemia tan agresiva.

Actualmente contamos con mucha más tecnología de lo que se tenía en la época, sin embargo, sí ha sentado las bases de medidas que continúan vigentes, como los cordones sanitarios, que hoy en día conocemos como el distanciamiento social, que llega a ser clave para detener el avance de una enfermedad.

Por esta razón es fundamental seguir las recomendaciones de las entidades de salud, ya que sabemos que son efectivas para llegar a una futura erradicación de enfermedades como lo fue la viruela y como lo es la covid-19.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL