La historia que inspira a nuevas generaciones de periodistas


Argemiro Piñeros cubriendo el proceso de paz en La Habana, Cuba.

Ninguna discapacidad podría ser impedimento ante la pasión de Argemiro Piñeros, comunicador social, periodista y docente universitario.

Contenido

La vida universitaria trae consigo demasiados cambios, retos y exigencias que pueden hacer renunciar a más de uno por el camino. Hay que aprender a ser ‘primíparo’ o la presión podría ganar. En muchas ocasiones pueden hacerte creer que no eres capaz, que quizá elegiste la carrera incorrecta o que no estás diseñado para enfrentarte a la educación superior.

Pero a la mayoría nos llega un encuentro decisivo, con el que recargarás el impulso necesario para continuar o tomar un nuevo rumbo. En mi caso, ese momento se dio iniciando el tercer semestre de mi carrera.

Hasta ese punto, estudiar comunicación social no estaba siendo lo que me había imaginado ni lo que me habían contado. Nadie me advirtió sobre las incontables páginas de filosofía e historia que tendría que leer. Yo deseaba escribir, salir a hacer reportería, a mis recién cumplidos 18 años ya deseaba salir a cubrir marchas y momentos históricos.

Lee también: 

La increíble hazaña de un youtuber en la estratósfera

Ensimismada en mis pensamientos llegó el profesor que marcaría un antes y un después en mi vida. De manera muy cordial y con una risa inconfundible se presentó Argemiro Piñeros, comunicador social y periodista egresado de la misma universidad en la que nos encontrábamos.

Todos estábamos en un silencio total. Viendo a este sujeto bonachón, escribiendo su nombre en el tablero, a pesar de tener una deformidad en sus dos brazos. Tiempo después me enteraría que esta discapacidad tiene el nombre de focomelia.

Ver la destreza con la que escribe, usa su celular y realiza cualquier actividad sin limitación alguna fue realmente motivador.

Te puede interesar: La Trocha: una cerveza para brindar por la paz

‘Nachito’, vigilante de la universidad desde hace más de 35 años, cuenta que recuerda ver a Argemiro moverse por la universidad con montones de hojas bajo el brazo, en camino a pasar horas sentado frente a una máquina de escribir.

La misma determinación con la que lo vi subir Monserrate (en jean y camisa de botones, como viste la mayoría del tiempo) en busca de una buena crónica que contar, es la que lo ha llevado al punto que está hoy.

Argemiro Piñeros es uno de los periodistas de política más renombrados dentro del gremio. Admirado por sus colegas por su labor incansable y rigurosidad, Argemiro ha tenido la oportunidad de visitar la Casa Blanca, acompañar en primera fila el proceso de Paz en la Habana e incluso cubrir la Asamblea Nacional Constituyente en 1991.

Argemiro Piñeros periodista

Ha decidido trabajar como docente, desde hace más de 20 años, para poder transmitir la misma pasión por el periodismo que él ha ido adquiriendo en su extensa carrera profesional. Su entrega por el periodismo y empeño en la enseñanza llevaron a que fuera galardonado como mejor docente de periodismo del país en 2019.

Actualmente se desempeña como editor político de la agencia Colprensa, docente universitario e inspirador para cientos de periodistas que hemos pasado por sus aulas.

ERIKA PULIDO PRADA