Justicia y verdad: peticiones de familias de las víctimas en Bogotá


Foto: Colprensa

Contenido

El pasado martes 8 de septiembre, dos uniformados fueron captados en video cuando sometían a Javier Ordóñez, haciendo uso de un táser en repetidas ocasiones. El hombre lamentablemente falleció minutos más tarde, antes de poder llegar a un centro asistencial. Al conocerse estos hechos iniciaron actos de protesta y manifestaciones exigiendo justicia. Sin embargo, estas movilizaciones se han transformado en enfrentamientos, con más casos de abuso policial.

En la última semana, 11 personas murieron y cientos resultaron heridas (entre civiles y policías), en jornadas de intensos enfrentamientos y violencia desbordada. Esto ha sido calificado por la alcaldesa Claudia López como lamentable, afirmando que los disparos de policías a los manifestantes que están protestando por el abuso policía “es lo peor que le ha pasado a Bogotá desde la toma del Palacio de Justicia”.

Lee también: 10 muertos y más de 200 heridos: las víctimas de violenta noche

Por esta razón, el domingo desde la Plaza de Bolívar, Claudia López lideró una ceremonia como símbolo de perdón, reconciliación y en homenaje a la vida de las personas que fallecieron durante la última semana.

Estamos aquí para pedirles perdón a todas las víctimas de abuso policial, estamos aquí para reconocer la gravedad de lo ocurrido, con este acto estamos reconociendo que nada de esto tenía que pasar y honrado la memoria de esas personas que perdieron su vida y el dolor de sus familias”, afirmó.

 

Posteriormente, se abrió un espacio para oír a los familiares, como parte de la comunicación necesaria para la reconciliación. Los familiares de las víctimas pidieron a las autoridades que los hechos que cobraron la vida de estos 11 jóvenes no queden en la impunidad, además de pedir la no repetición, para que ese dolor no lo tengan que vivir más familias.

“Lo que necesitamos es que se calme tanta violencia, pedimos la colaboración de todos para que se puedan establecer los hechos y podamos tener justicia”, afirmó Bryan Baquero Rojas, hermano de Angie Paola Baquero de 19 años.

Bryan señaló que puede entender el momento de tristeza, dolor y angustia que están viviendo las demás familias, por eso pidió que se haga justicia, evitando que queden en el olvido, como muchos otros en el pasado.

Te puede interesar: El clamor del país ante brutalidad policiaca

Así mismo, expresó que como familia de las víctimas no quieren que estos hechos generen más violencia, ya que esto solo causará más dolor, y posteriormente citó un pasaje de la Biblia al invitar a que no se devuelva mal con mal.

“Estos días Bogotá ha vivido un caos total, esperamos que estos hechos verdaderamente sensibilicen a cada una de las personas, a los agentes y demás manifestantes porque no queremos que más familias pasen por esto, esto es muy difícil porque hemos perdido a una persona que nos deja un gran vacío y en este momento todos necesitamos que se calme tanta violencia”, indicó.

También, Flor Alcira Peralta, madre de Ferney Peralta, el joven de 17 años herido con arma de fuego el pasado miércoles, indicó que lo único que piden es justicia.

“Él está empezando a vivir y lo tiene todo por delante, no sabemos cómo va a quedar lo que pasó. Así que les pido que hagan lo posible para llegar a la verdad de lo que sucedió, que se haga justicia y no vaya a quedar impune”, indicó.

Posteriormente, Constanza Chaparro, familiar de Brayan Rodríguez, otro de los jóvenes heridos el 9 de septiembre, pidió a las autoridades distritales y nacionales que no se olviden de ellos y que cese la violencia de todas las partes.

“Debemos tener un cambio como seres humanos, no nos podemos dejar llevar por la ira y la rabia por todo lo que está ocurriendo, sentémonos todos a hablar sin diferencias. Necesitamos que ustedes como Estado sean nuestros amigos para sacar el país adelante”, aseguró.

Por último, con unas palabras de condolencia, Mayra Páez, pareja de Jaider Fonseca, le exigió las autoridades que caiga todo el peso de la ley contra quienes cometieron estos crímenes que hoy dejan a su hijo de 7 meses sin padre.

“Quiero exigir al Gobierno Nacional justicia, porque esto no fue una bala perdida sino un asesinato, él tenía cuatro tiros. Y aquí debería estar el presidente y la Policía Nacional pidiéndonos perdón y reconociendo esto que hicieron, porque hay muchas pruebas, y muchas preguntas por resolver: ¿Por qué nos asesinan si somos el ejemplo a seguir? ¿Quién dio la orden de que dispararan?”, concluyó Mayra.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL