Septiembre, ensombrecido por el más alto índice de masacres


foto: Colprensa

Contenido

Los últimos meses se han visto marcados por un significativo aumento en el número de masacres, reportando un total de 65 hechos violentos en lo que va corrido del año, que han dejado a su paso 260 personas muertas. El 2020 se acerca al doble de masacres totales del 2019, en el que se presentaron 35.

La situación tomó una alta relevancia desde el inicio del mes de agosto, en el que se presentaron hechos como el asesinato de 5 menores de edad en un cañaduzal de Cali, encendiendo las alarmas de los habitantes del sector y las autoridades.

En el mes de agosto se presentaron 11 masacres, con más de 60 muertes, siendo hasta su momento, el mes más violento desde la firma de los acuerdos de paz en el 2016. Ahora, a corte del 30 de septiembre, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia reportó 16 nuevas masacres, superando al mes anterior.

Te puede interesar: Los culpables de masacre en Cali: Fiscalía reporta capturas

Las matanzas se produjeron en 18 departamentos colombianos durante lo corrido del 2020, siendo Antioquia el departamento más afectado (con 14 masacres), seguido por Cauca, Nariño, Norte de Santander y Putumayo.

Con el trágico balance del mes de septiembre, el Indepaz manifestó que “este es el peor año desde la firma de los acuerdos (de paz de 2016)”.

 

El Observatorio de la organización, en su reporte de balance, reiteró que por masacre se entiende “el homicidio intencional y simultáneo de varias personas (3 o más personas) protegidas por el Derecho Internacional Humanitario (DIH), y en estado de indefensión, en iguales circunstancias de tiempo, modo y lugar”.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) afirmó que en el 2017 se presentaron 12 masacres, dejando 49 víctimas mortales; en 2018 hubo 27 con 105 asesinados y en 2019 ocurrieron 35 masacres con 113 personas muertas.

Te puede interesar: Grupos especiales investigarán masacre en Samaniego, Nariño

El coordinador de la línea de conflicto, paz y posconflicto de la Fundación Paz y Reconciliación, Camilo Restrepo, en declaraciones medios de comunicación, recalcó que las masacres en Colombia disminuyeron significativa entre 2014 y 2017, sin embargo, en el 2020, “contrario a lo que se esperaba, aumentaron”.

Consulta el informe completo de Indepaz ingresando a www.idepaz.org.co o dando clic aquí.

¿Cuál ha sido la respuesta del Gobierno Nacional?

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, frente al alza desmedido de masacres, el 22 de agosto anunció la creación de la “Unidad Especial de Identificación, Ubicación y Judicialización de Perpetradores de Homicidios Colectivos”, con el que se busca afrontar el problema, reuniendo las capacidades de inteligencia, investigación criminal y operaciones de la fuerza pública, de la mano de Fiscalía General de la Nación.

A corte de 25 de septiembre, el ministerio de Defensa aseguró que “de acuerdo con la Policía Nacional, de los 11 casos de homicidios colectivos registrados desde agosto, el 54 por ciento (6 de las masacres) presentan un avance en la investigación mediante la expedición de 20 órdenes de captura, 14 de ellas ejecutadas”.

¿Cómo detener las masacres?

Diego Restrepo, coordinador de la línea de conflicto, paz y posconflicto de la Fundación Paz y Conflicto, asegura que la solución ante este problema es apostar por construir legitimidad, desde abajo y así reconstruir la confianza de la ciudadanía.

“Los Acuerdos de Paz no solucionan todos los problemas, pero sí son una hoja de ruta para hacer un proceso concertado, para hacer el desmantelamiento de estructuras criminales y pensar en fuerzas militares en el marco del posconflicto. En ellos se pactó una idea de seguridad desde una perspectiva humana e integral, basada en la prevención y no en la reacción”, afirma.

Por su parte, el ministro de defensa Holmes Trujillo aseguró que la solución ante la ola de violencia es la aspersión aérea “En las condiciones de hoy, reiniciar la aspersión aérea es absolutamente indispensable porque su reiniciación tendrá además un resultado positivo en este asunto de los homicidios colectivos que tienen indignado al país”, afirmó en rueda de prensa ante la masacre de Samaniego en Nariño, donde fueron asesinados 8 jóvenes que se reunieron en una finca en zona rural.

 

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL