diferencias entre una cuenta de ahorros y una cuenta corriente

Cuenta de ahorros vs. cuenta corriente: estas son sus diferencias


Conoce cuáles son las principales diferencias entre una cuenta de ahorros y una cuenta corriente, para que elijas la que más te convenga.

Contenido

Al iniciar tu historial financiero ante un banco inician las preguntas, como saber la diferencia entre una cuenta de ahorros y una cuenta corriente. Quizá te lo han preguntado al momento de hacer un pago, al enviar dinero o al estar frente a un cajero, sin estar seguro de la diferencia entre cada tipo.

Para facilitarte el proceso, para elegir cuál es el tipo de cuenta que más se acomoda a tus necesidades, debes conocer las características de cada una. En Canal Institucional te contamos las diferencias de estos dos tipos de cuenta para que aprendas a sacarles el mayor provecho posible.

 
Cuenta de ahorros Cuenta corriente
Genera rentabilidad: por el simple hecho de mantener tu dinero en la cuenta podrás ir obteniendo una pequeña ganancia, dependiendo del porcentaje que maneje tu entidad bancaria. Este es su mayor atractivo ya que, como lo dice su nombre, incentiva el ahorro. No ofrece rentabilidad: en este tipo de cuenta puedes guardar tu dinero y mantenerlo allí, pero sin importar la cantidad o el tiempo que permanezca, no va a generarte ganancias.
No permite sobregiros: Puede disponer del dinero que tiene en su cuenta en el momento que lo requiera hasta que el saldo llegue a 0. Tiene un cupo de sobregiro: con esta cuenta puedes exceder tu saldo y la diferencia te la prestará la entidad. El monto y condiciones para este préstamo dependerán del banco, además del porcentaje de intereses y tiempos de pago de este crédito.
No podrá generar reportes en centrales de riesgo: aunque tu cuenta llegara a quedar en 0 durante varios días o meses, las cuentas de ahorro no pueden generar un reporte en las centrales de riesgo ya que el dinero del que dispones te pertenece. Puede generar reportes en centrales de riesgo: ya que la entidad te puede prestar dinero, si llegas a incumplir con el pago de tu obligación esto te generará reportes negativos a las centrales de riesgo.
Mecanismos de pago: este tipo de cuenta te permite realizar pagos con tu tarjeta débito o por medio de canales electrónicos. Mecanismos de pago: la cuenta corriente tiene tarjeta débito para realizar pagos y se puede acceder a canales de pago electrónicos. Además, cuenta con una chequera y, dependiendo de tu comportamiento en el manejo financiero, puedes recibir una tarjeta de crédito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lee también: Ahorro programado: conoce cómo cuidar tu dinero

¿En qué casos es más conveniente tener una cuenta de ahorros?

  • Si tienes la posibilidad de ahorrar mes a mes, para que tu dinero te genere más ganancias

  • Si este es tu primer producto financiero y lo utilizarás como una manera de dejar de lado el efectivo

  • Si quieres tener bajos costos, o nulos, asociados a tu cuenta por realizar transacciones

¿En qué casos es más conveniente tener una cuenta corriente?

  • Si deseas tener una cuenta para hacer pagos frecuentes o programados automáticamente

  • Si consideras que pueden presentarse ocasiones en que necesites un saldo mayor al que te ingresa mensualmente

  • Si deseas tener varios productos asociados a una misma cuenta (tarjeta débito, chequera o incluso tarjeta de crédito).

Los dos tipos de cuentas te permiten tener tu dinero disponible y a la mano en cualquier momento para que lo puedas gestionar a tu acomodo, tanto en establecimientos físicos como para pagos por medios electrónicos.

Sin embargo, existen diferencias significativas que debes considerar para que identifiques cuál es tu mejor opción o, si tienes ambas, cuál es el mejor manejo que debes darle a cada una.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL