Todo lo que debes saber para pedir un crédito hipotecario


Foto: Colprensa

En Canal Institucional te traemos los términos clave y recomendaciones si estás interesado en aplicar a un crédito hipotecario.

Contenido

Las personas que desean comprar una casa o apartamento en Colombia, en su gran mayoría, optan por aplicar a un crédito hipotecario, es decir, un mecanismo de financiamiento a largo plazo para completar el valor total de la compra.

Antes de acudir a una entidad bancaria que realice el préstamo hay algunos términos y recomendaciones que debes conocer para pedir un crédito hipotecario sin fallar en el intento.

¿Qué es un crédito hipotecario?

Los créditos hipotecarios o hipotecas de una vivienda son préstamos bancarios, con los que una entidad evalúa tu información para realizar un desembolso que podrás cancelar a largo plazo.

Estos créditos pueden ser solicitados para diferentes finalidades como:

·        Adquirir un inmueble nuevo, en uso o en preventa.

·        Adquirir una extensión de tierra (debe ser propiedad privada).

·        Para la construcción de un inmueble.

·        Ampliar o renovar un inmueble de tu propiedad.

Te puede interesar: El proyecto contra la corrupción que presentará el Gobierno 

¿Cómo funcionan las hipotecas?

Los bancos en Colombia ponen como condición para aprobar la entrega y desembolso del crédito hipotecario que el solicitante disponga de una garantía.

Las hipotecas son poner el inmueble como garantía ante el banco de que el beneficiario sí cumplirá con los pagos del crédito.

Avalúo de los inmuebles

A través de la hipoteca cada persona puede solicitar el financiamiento hasta del 80% del valor del inmueble que va a adquirir. Para conocer cuál es el valor del inmueble se realiza una evaluación previa con el que se determina el avalúo y permite tener un mayor conocimiento del inmueble.

El avalúo de la vivienda se realiza a través de visitas de un profesional encargado de analizar todas las características del inmueble, su estado, las condiciones urbanas según su ubicación; y posteriormente se hace un cálculo promedio según los estudios de mercado de la entidad bancaria.

Lee también: El Paef: el salvavidas del Gobierno para las empresas

Tipos de intereses de una hipoteca

Para solicitar créditos hipotecarios la entidad bancaria puede plantear diferentes tipos de intereses: 

Interés fijo: se trata de un monto fijo durante todo el tiempo de pago pactado. En este caso la tasa de interés no se modifica y se establece desde el momento en que se hace la solicitud.

Interés variable: en esta modalidad la tasa de interés varía cada año, dependiendo de diferentes factores de la situación económica nacional.

Interés mixto: es un tipo de interés que combina tasa fija y variable, para establecer un monto de intereses promedio.

¿Los intereses son iguales para cualquier vivienda?

No, las tasas de interés cambian según la entidad bancaria y de acuerdo con el tipo de vivienda para el que se esté aplicando. Es importante tener estos factores en cuenta ya que es posible que un banco ofrezca una tasa más baja para cierta modalidad de crédito, pero ser más alta según el tipo de vivienda.

En Canal Institucional te contamos cuáles son los tres principales tipos de vivienda en nuestro país:

·        VIS - Vivienda de Interés Social: son las viviendas cuyo valor es superior a los 70 SMLV y menor o igual 135 SMLV.

·        NO VIS - Vivienda diferente a las de Interés Social: es la vivienda cuyo valor supera los 135 SMLV.

·        VIP - Vivienda de Interés Prioritario: es la vivienda cuyo valor es igual o menor a los 70 SMLV.

Requisitos generales

Cada entidad bancaria puede solicitar diferentes comprobantes o documentos dentro del proceso de solicitud de un crédito hipotecario, sin embargo, hay algunos aspectos fundamentales que deben evaluarse para iniciar:

·       Edad: cualquier persona que solicite un crédito hipotecario debe ser mayor de edad, por lo tanto, tendrá que anexar fotocopia de su documento de identidad.

·       Historial crediticio: este es uno de los factores que más influye en la aprobación del crédito. Para este item las entidades confirmaran tu información en centrales de riesgo y podrán solicitar algunos comprobantes que respalden la información.

·       Ingresos: tendrás que certificar que posees los ingresos suficientes para cubrir el valor de la cuota mensual de tu crédito. Para este caso tendrás que anexar certificados laborales o desprendibles de pago, según lo que solicite tu banco.

·       Ahorro: ya que los créditos hipotecarios solo cubren hasta el 80% del valor del inmueble, es importante que poseas un ahorro previo con el que puedas cancelar el valor excedente para la compra.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL