Biden: ¿a punto de ganar las elecciones de EE.UU.?


El candidato demócrata estaría a seis votos electorales de derrotar a Donald Trump en la reñida contienda electoral de Estados Unidos. Este es el panorama, en el tercer día de conteo de votos.

Contenido

Joe Biden, candidato demócrata y exvicepresidente de Estados Unidos (durante el periodo de Barack Obama), está a un paso de ganar las elecciones del 2020, que han resultado muy reñidas, de ahí a que aún no haya un ganador.

Biden, quien enfrenta al actual mandatario Donald Trump, mantiene 264 votos electorales y le faltarían solo 6 para ser el vencedor de la contienda. Su rival, el presidente republicano, se mantiene con 214.

¿Qué falta para que en Estados Unidos haya un presidente electo? El conteo de votos en cuatro estados, fundamentales para decidir si hay un cambio de rumbo con Biden o se mantiene la política de Donald Trump por cuatro años más.

Lee también: ¿Cómo afecta la elección presidencial de EE. UU. a Colombia?

En este escenario, a Biden solo le bastaría con ganar en uno de esos cuatro estados que se mantienen en conteo de votos (lidera la votación en dos de ellos). 

Canal Institucional te cuenta qué es lo que está pasando en estos estados cruciales para decidir el próximo presidente de los Estados Unidos:

  • Pensilvania: La joya de la corona, como se denominó a este Estado en la elección, aún no termina de hacer el conteo de votos que se depositaron por correo. Allí, Donald Trump empezó con una amplia ventaja, que se ha ido reduciendo con el paso de las horas. El actual presidente defiende el 50% de los votos, frente a 48,6% de Biden, a falta de un poco más del 10% del conteo. Allí se entregan 20 votos electorales. 
  • Nevada: en los últimos años, este ha sido un territorio demócrata, aunque en el 2020, se mantiene una lucha reñida allí para dar sus 6 votos electorales. Biden sigue arriba con el 49,4% de las votaciones, frente al 48,5% de Trump. Si la victoria se otorga al candidato demócrata, este sería ya el ganador, al llegar al mágico número de 270.
  • Carolina del Norte: otro Estado que aún no define a qué lado va este año. En el cabeza a cabeza que mantienen los candidatos, en este instante lidera por una nariz Trump, con el 50,1% de los votos, frente al 48,6 de Biden. Otorga 15 escaños, que no resultarían cruciales en la lucha, excepto si Trump resulta victorioso en Nevada, Pensilvania o incluso en Arizona.
  • Georgia: un bastión republicano podría dar otra gran sorpresa en estas elecciones y otorgarle el triunfo a Biden, pues, pese a que Trump se ha mantenido arriba, es otro sitio en donde la brecha se ha recortado interesantemente, a favor de los demócratas. 0,3 puntos porcentuales separan al uno del otro (aunque, de acuerdo a los reportes de medios internacionales, está el 99% escrutado).

En este escenario y los 264 votos electorales que mantiene Joe Biden, la victoria en cualquiera de estos estados lo pone en la Casa Blanca. Pero, el país tiene la mirada puesta también en Arizona, donde las cosas para el exvicepresidente no están del todo claras.

¿Qué pasa en Arizona?

Si bien, medios como Fox News, el contador de proyecciones de Google o Los Angeles Times, le otorgan la victoria a Biden en Arizona, otros como The Washington Post y CNN aún no le conceden ese triunfo. En ese estado aún hay conteo de votos en varios condados.

Puedes leer también: El manejo de la pandemia: ¿decisivo en la elección de EE. UU.?

En ese orden de ideas, sin Arizona, Biden tendría 253 votos electorales (Trump mantiene los 214 que lleva) y no le sería suficiente con Nevada. Tendría que ganar Pensilvania (sin Nevada), o Nevada, más otro estado. O logran triunfos en Georgia y Carolina del Norte, el escenario más complicado.

Teniendo em cuenta estas ecuaciones, Biden es quien se encuentra más cerca de la Casa Blanca, a un paso de evitar la reelección de Donald Trump.

¿Tiene aún opciones Trump? 

El escenario para el presidente se complicó desde la mañana del 4 de noviembre, donde empezó a perder los estados clave de Michigan y Wisconsin y cedió terreno en Arizona. En la noche del 3, el panorama se veía esperanzador, al ganar La Florida y Ohio, otros swing states importantes en la carrera. Además, tenía el liderato en los estados del norte que se mostraban indecisos, números que sumaban a sus triunfos en las zonas tradicionales republicanas y en un disputado estado de Texas.

Con estas duras derrotas (Michigan y Wisconsin), Trump y su campaña deben esperar a asegurar los triunfos de Pensilvania, Carolina del Norte, Georgia y que la situación cambie en Arizona o en Nevada. Con cuatro de cinco, se haría con la reelección.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL