Inicio >> Noticias >> ¿Por qué el Papa Francisco revolucionó la Iglesia Católica?

¿Por qué el Papa Francisco revolucionó la Iglesia Católica?

Foto: Wikipedia

Imagen de Ángela Quintero Rivera

El primer pontífice latinoamericano ha sido noticia desde que fue elegido, en 2013, por sus benevolentes acciones y sus polémicas declaraciones. 

De ascendencia italiana y nacionalidad argentina, Jorge Mario Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936, en la ciudad de Buenos Aires (Argentina). Fue elegido como Papa el 13 de marzo de 2013, luego de la sorpresiva renuncia de Benedicto XVI.

Ese día, luego del humo blanco y el tradicional anuncio de “Habemus Papam”, la comunidad latina estalló de júbilo al conocer que el nuevo Vicario de Cristo era argentino. El primer Papa procedente de América, en la historia de la Iglesia Católica, y que no era de origen europeo, desde el sirio Gregorio III, quien fue elegido en el año 731.

Jorge Mario Bergoglio eligió el nombre de Francisco, por el santo de Asís y, haciéndole honor a su nombre, el Sumo Pontífice ha sido estrechamente cercano a las comunidades más vulnerables y populares.

Lea también: Canal Institucional presenta 'Francisco', el documental

Tan sorpresiva como su elección, han sido sus decisiones y declaraciones como máximo jefe de la fe católica, pues inmediatamente fue nombrado como Papa, sugirió llevar en su mano una pieza de plata sencilla y no el tradicional ‘anillo del pescador’, que es entregado a los pontífices en su ceremonia de entronización.

Además, Francisco decidió que su lugar de residencia sería la Casa de Santa Marta (allí se alojan los cardenales durante el cónclave) y no el Palacio Apostólico Vaticano, en donde han vivido sus antecesores, desde inicios del siglo XX.

Durante sus cuatro años de pontificado, Jorge Mario Bergoglio se ha encargado de acercarse a los pobres, a los enfermos, a los jóvenes y a los marginados. Su pasión por el fútbol y su desparpajo al hablar le han servido para que la comunidad lo sienta más cercano, más humano.

Lea también: Francisco, el Papa de las primeras veces

“Si una persona es gay, busca al Señor y está dispuesto a ello, ¿quién soy yo para juzgarla?”

Esta es una de las afirmaciones que más revuelo ha causado entre los fieles católicos. Aunque el Papa ha asegurado no estar de acuerdo con la unión entre parejas del mismo sexo, sí se ha dirigido a la comunidad LGBTI, para transmitirles el mensaje de que él, como máximo jefe del catolicismo, no condenaría o apartaría a nadie por sus preferencias sexuales.

Los divorciados “no deben sentirse excomulgados”

Otra de las sorpresas del Papa se dio con respecto a su posición sobre las personas divorciadas que han vuelto a contraer matrimonio. La iglesia siempre fue muy radical sobre este particular; sin embargo, Francisco afirmó que quienes están en una nueva unión no deben “sentirse excomulgados”.

“Evitar el embarazo no es un mal absoluto”

El Santo Padre también generó polémica cuando fue interrogado sobre la epidemia del Zika, que afectó a gran parte Latinoamérica. El Sumo Pontífice siempre ha rechazado tajantemente el aborto, pero aseguró que no condenaría a las mujeres que decidieran evitar un embarazo durante el brote de esta enfermedad (admitiendo el uso de métodos anticonceptivos, en casos excepcionales).