"Que la palabra sea la única arma de los colombianos": Rodrigo Londoño


Contenido

El presidente, Juan Manuel Santos, y el máximo jefe de la guerrilla de las Farc, Rodrigo Londoño, se dirigieron a los colombianos, tras firmar el nuevo acuerdo de paz.

En una ceremonia protocolaria, que se llevó a cabo en el Teatro Colón, de Bogotá, se reunieron los equipos negociadores del Gobierno y las Farc, para sellar el acuerdo, que fue modificado luego de que los colombianos rechazaran el 'Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera' en las votaciones del plebiscito, el pasado 2 de octubre.

 “En esta última etapa, estudiamos con desprevención y esmero todo lo puesto en la mesa por las partes, introdujimos numerosos cambios hasta convertir el Acuerdo Final en definitivo”, aseguró Rodrigo Londoño.

El jefe de esta guerrilla también manifestó que "este país está harto de violencia, intolerancia, estigmas y señalamientos”, y que el movimiento político que surja de las Farc, una vez abandonen las armas, espera “tomar parte activa y en plena legalidad en los próximos debates”. 

Además, reiteró su solidaridad con todas las víctimas del conflicto armado e invitó a los colombianos a vivir pacíficamente en la diferencia y a terminar con la violencia política.

Luego de estas palabras, el presidente, Juan Manuel Santos, se dirigió al país, expresando que seguirá trabajando en su lucha por la paz del país. “Estoy convencido de que este es el mejor camino para Colombia y me comprometo a trabajar y a poner lo mejor de mí para lograrlo”, dijo.

El primer mandatario enfatizó en que, una vez el acuerdo se haya refrendado y empiece su implementación, las autoridades lucharán con todos sus esfuerzos para combatir a las mafias y organizaciones criminales que persistan en el país.

La refrendación estará a cargo del Congreso de la República, y el día que este proceso se haya efectuado será conocido como el ‘Día D’;  cinco días después, los guerrilleros de las Farc iniciarán su desplazamiento hacia las zonas veredales transitorias de normalización, para iniciar el proceso de dejación de armas que tendrá una duración de 150 días.

Foto: César Carrión - SIG 

 

The website encountered an unexpected error. Please try again later.