¿Por qué el salario mínimo no tendrá un aumento significativo?


Foto: Colprensa

Conoce el análisis de lo que podría suceder en las negociaciones para el aumento del salario mínimo en Colombia, en el 2021.

Contenido

Las centrales obreras este lunes 7 de diciembre, en la cuarta sesión de la Mesa de Concertación de Políticas Laborales y Salariales, presentarán su propuesta de cuánto debe ser el incremento del salario mínimo para el año 2021.

La Mesa de Concertación busca encontrar un acuerdo para que antes del cierre de diciembre se llegue a definir entre todos los sectores, empresarios, trabajadores y Gobierno, la cifra en que podría subir el mínimo, para lo cual se tendrá en cuenta la variación de la inflación que a noviembre llegó a 1,49%, como también la productividad laboral que cayó 8,38% a la largo del 2021.

La propuesta de las centrales obreras, de acuerdo con lo dicho por las mismas, partirá del 10% como la cifra para que suba el salario, mientras que de parte del gobierno y el sector empresarial no se ha presentado propuesta, pero sí se ha planteado que deberá ser bajo para evitar la pérdida de más empleos.

Te puede interesar: ¿Qué puedo hacer en caso de un despido sin justa causa?

Centros de estudio tanto de bancos como de las universidades han planteado que el incremento bien sea concertado o decretado por el gobierno no sería mayor al 3%.

Para analizar esta situación y el posible panorama para el 2021, en Canal Institucional nos acompaña Wilson Rodríguez, economista con énfasis en finanzas Internacionales, magister en ciencias económicas y actual docente de la EICEA en la Universidad de La Sabana.

¿Qué podría suceder con el salario mínimo?

Ese es un debate muy interesante, siempre sucede lo mismo, en términos de lo que se ve actualmente, y es las centrales obreras pidiendo aumentos de doble dígito muy grandes, mientras que los empresarios ofrecen algo muy pequeño, muy pegado a la inflación.

Sin embargo, esa es una situación de siempre, no es por la pandemia. Se reduce a un tema de negociar, cada uno con un punto extremo para tratar de llegar a puntos intermedios que los favorezcan a todos. Sin embargo, se puede dar el caso en que no se pongan de acuerdo y el Gobierno tenga que fijar el valor por decreto.

Seguramente el salario mínimo no va a aumentar de manera considerable porque las condiciones económicas no lo permiten.

¿Por qué los gremios empresariales siempre insisten en que no haya un alza considerable?

Si normalmente, en años anteriores, la discusión siempre ha sido que los empresarios se aferraban a decir que “Si ustedes aumentan mucho el salario va a ser muy costoso para mi empresa poder contratar más gente, entonces yo prefiero no contratarlos”, por lo tanto, eso va a generar desempleo.

Lee también: Conoce las claves para superar el desempleo tras la pandemia

La otra esfera es la informalidad. Si para mí contratar un empleado formalmente, a quien le tengo que pagar el mínimo, pensión, salud, prima, vacaciones, todo eso se vuelve muy costoso, entonces yo prefiero contratar a alguien en la informalidad y pagarle lo que yo considere. Eso son dos grandes puntos de los que se aferran los empresarios.

Normalmente el salario mínimo aumenta la inflación más productividad, entonces los empresarios también argumentan que la productividad del país aumenta mucho, lo que genera otra discusión de todos los años en torno al salario mínimo, que es ¿quién está midiendo bien la productividad y quién no?

Los sindicatos siempre dirán que la producción aumentó un montón para que asimismo suba el salario, mientras los empresarios dicen que la productividad no aumentó para que el incremento del salario sea mínimo.

Sin embargo, a raíz de la pandemia, como hay tantas empresas quebradas, como la situación del empleo es complicada y el Estado ha tenido que venir a ayudar a pagar primas y salarios, entonces, seguramente lo que va a pasar es que el aumento va a ser pequeño, muy cercano al valor de la inflación del año, lo que estaría alrededor del 3%,

Este porcentaje va ligado a que la inflación llegara a su rango meta, que es el 3%, sin embargo, esto se daría solo si en el último mes se diera un aumento muy considerable. Habrá que ver, pero yo diría que aumento va a estar muy cercano o incluso un poco por debajo del 3%, teniendo en cuenta que estas son apenas previsiones hipotéticas.

¿Cuáles serían las consecuencias de un alza superior al 10%?

En primer lugar, es totalmente inviable, un aumento igual o superior al 10% no se dará, especialmente en las circunstancias actuales, en las que hay tanta inestabilidad económica, tantos problemas para las empresas, muchas de ellas quebradas, el alto desempleo, el Gobierno con un endeudamiento tan alto (debido que el otro generador de empleo fuerte es del Gobierno, pero el nivel de endeudamiento es muy alto, entonces implica que ellos tampoco podrían pagar salarios tan altos)

Además, porque un aumento de ese tipo también generaría problemas en la inflación y en la informalidad. Esto porque a mayor desempleo, mayor informalidad, y a la vez afecta la inflación porque si los que ganan el mínimo tuvieran más recursos estas personas generarían más demanda, posteriormente, al existir más demanda, automáticamente aumentarán los precios y se incrementará la inflación. Ese es otro punto que siempre se quiere controlar en una economía: que no aumente la inflación.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL