Así se preparan los colegios para el regreso a clases


Contenido

¿Alternancia o virtualidad? Ese sigue siendo el dilema de la comunidad educativa en el país en medio de la pandemia del covid-19. Algunos colegios han afirmado que terminarán el año escolar desde sus casas. Otros, tras la autorización de la Alcaldía de Bogotá, ya tienen listos sus protocolos o adelantan la implementación de todas las medidas necesarias para proteger a niños, niñas, docentes y funcionarios.

En Bogotá, el Colegio Marymount tiene casi listas sus medidas para regresar. María Angela Torres, rectora del Colegio, le explicó a COLPRENSA cómo se ha ido organizando este regreso.

Lee además: ¿Alguien quiere pensar en los niños... en la 'nueva normalidad'?

En primer lugar, la institución organizó una rotación por secciones. Las niñas de preescolar, que cuenten con la debida autorización de los padres, irán los 4 días de la semana autorizados por la Alcaldía para las clases en colegios y jardines privados. Las niñas de preescolar irán lunes, martes, miércoles y viernes pero los demás grados se alternarán.

En ese sentido, una semana irán las menores de preescolar junto con las niñas de primaria, la siguiente irán al colegio las más pequeñas con las alumnas de bachillerato medio, es decir, de los grados sexto a noveno, y por último, la semana tres irán preescolar y las alumnas de bachillerato alto, es decir, décimo y once.

"Así se produce la experiencia para cada grupo de edad, una semana si, dos semanas no, manteniendo las más pequeñas de manera continua toda la semana", explicó Torres, rectora del Marymount.

Además: ¡Estudia becado en Suiza!: aquí te contamos cómo

Para tomar todas las decisiones del regreso a clases, el colegio realizará un censo de sus colaboradores, alumnos, docentes y padres de familia, para establecer los riesgos y las comorbilidades que permitan tomar decisiones responsables sobre quienes deben permanecer en casa o quienes pueden regresar con menores dificultades.

En la capital, los colegios funcionarán al 35% de su capacidad presencial, y para cumplir con esta medida, el Marymount estableció un sistema por clusters, es decir, un grupo de máximo 13 personas que estará junto durante toda la jornada y que debe evitar el contacto con otras personas fuera del grupo que se conformó previamente.

Los clusters tienen como finalidad reducir el número de contactos en el colegio ante un potencial brote y facilitar el seguimiento de las interacciones en caso de que existan casos positivos. Por cada aula del colegio habrá sólo 13 niñas pertenecientes a un mismo cluster.

Puedes leer también: Sofía Vergara impulsa iniciativa para restaurar calles de Barranquilla

¿Qué pasará con las que no irán de forma presencial? La rectora explicó que el colegio también está preparado para garantizar la educación de las estudiantes que decidan permanecer en casa. Por eso, las instalaciones fueron adecuadas para poder transmitir las clases en vivo. Además, se adecuó un sistema para comunicar a los salones cuando un mismo cluster esté repartido en distintas aulas para garantizar la distancia social.

"Un cluster o un grupo se organiza en dos salones. Los dos salones se comunican entre sí a través de las cámaras y los micrófonos y a su vez se comunican con las casas, por lo tanto garantizamos la interacción de las niñas que están en casa, con el profesor que está en el colegio y con las estudiantes que están en el colegio.

Se garantiza exactamente la misma clase transmitida en vivo y se refuerza con algunas actividades asincrónicas que se requieran", explicó Torres.

Lee también: Tú puedes apoyar a los artesanos colombianos con un clic

El uso de medidas de protección será obligatorio durante toda la jornada. El colegio instaló 18 lavamanos portátiles en zonas estratégicas sumado a los 137 que ya tenía. Además, se señalizaron todos los espacios con la indicación de aforo máximo y se suspendió el uso de todos los espacios con ventilación insuficiente.

Todo el personal del colegio debe hacer el reporte de síntomas diario en la plataforma OnTrack te cuida. Este reporte será revisado para ingresar a la institución, momento en el que también se hará toma de temperatura y desinfección de manos y calzado.

Torres explicó que también hubo adecuaciones en las cafeterías y espacios de alimentación. Se ajustó la ubicación y disposición de las mesas, se organizaron nuevos turnos para el personal de la cafetería y se instalaron láminas para garantizar el aislamiento en la cafetería.

¿Qué pasará en caso de que haya un contagio? El colegio tiene un protocolo de manejo para esta posible situación. En caso tal de presentarse un contagio, se hará un árbol de contacto que permita establecer los casos de contacto estrecho y de contacto secundario y las horas en las que hubo contacto.

El protocolo también determinará "qué lugares hay que desinfectar, cómo hay que comunicarle esto a los padres de familia y cuáles son las condiciones posteriores de aislamiento en el que tiene que entrar ese caso sospechoso y los casos de contacto estrecho", resaltó Torres.

Según la rectora, el colegio ha podido hacer pequeños pilotos de todas las medidas y de los protocolos con quienes están preparando al colegio para el regreso. Por eso, creen que anticiparse, conocer los procedimientos y escuchar las sugerencias hará que su proceso se haga con todo el cuidado, la comunicación y la coordinación necesaria.

¿Y están los padres dispuestos a enviar a las niñas a clase? Según Torres, hay un 65% de padres que apoyan la idea de volver al colegio. Sin embargo, para la rectora, este indicador no es la clave del éxito.

"Nos venden la idea de que entre más papás tengamos y entre más niñas, más reactivados estamos. Yo no creo que ese sea el indicador de éxito, yo creo que el indicador de éxito es que logremos que se construyan mejores decisiones basadas en la comunicación, en la confianza y en la corresponsabilidad", enfatizó.

El Marymount ya presentó sus protocolos ante la Secretaría de Educación de la capital y se encuentra a la espera de la habilitación para, según sus previsiones, poder retornar poco a poco desde el mes de octubre.

Colegio San José de Bogotá

El Colegio San José de Bogotá es otro que ya se prepara para volver a usar sus aulas, sus directivas esperan poder retornar de manera presencial por lo menos el 13 de octubre. El apoyo de los padres para este regreso es mayoritario, pues al menos el 85% están de acuerdo en enviar a los chicos a las clases.

En su plan de alternancia, el San José espera recibir máximo 15 estudiantes por cada uno de los 27 cursos de la institución, lo que serían al menos 280 alumnos diariamente bajo la modalidad de la alternancia.

El padre Alberto Hadad, rector del Colegio San José, le explicó a COLPRENSA que para el regreso, la institución estableció 3 planes. El primero es el de prevención que busca interiorizar y aplicar a diario los protocolos de bioseguridad.

La institución tendrá como medidas base el lavado de manos, el registro de síntomas, la toma de temperatura, el distanciamiento de 2 metros, el uso de tapabocas en todo momento y la desinfección de los espacios de estudio y circulación.

"Para el lavado de manos se cuentan con lavamanos portátiles y, adicionalmente, se cuentan con lavamanos en los baños de los salones de primaria y en los baños de cada una de las escuelas", afirmó el padre Alberto. El lavado se hará al llegar al colegio, al momento de los alimentos y a la hora de la salida. En los demás horarios se hará higienización de manos gracias a los puntos distribuidos por todo el colegio.

Las jornadas de alimentación se harán también por clusters, evitando el contacto con otros grupos.

"Todos las personas que hacen parte del Colegio deben registrar diariamente una encuesta de diagnóstico de síntomas, lugares visitados y contactos estrechos para identificar, en caso de contagio, las cuarentenas y pruebas PCR a las personas que lo requieran", explicó el rector del Colegio San José.

El segundo plan será el de contención, que se activará si hay casos sospechosos. "Si se presenta un posible contagio, se activa el comité de crisis para elaborar el árbol de contactos estrechos y segundos contactos", explicó el rector.

Se procede a la desinfección de los espacios y las pruebas a contactos estrechos. En caso de que la prueba salga positiva, los contactos también serán enviados a casa a cuarentena.

En el último, el plan de mitigación, se pasará a declarar un brote si hay más de dos casos detectados, enviando al cluster completo a cuarentena.

Colegio Los Nogales

El caso de Los Nogales, en Bogotá, será muy similar al Colegio San José. Habrá nuevos lavamanos, uso de tapabocas constante, sistema de clusters para tener grupos de contacto específico y minimizar los contactos. Habrá reporte de síntomas diario en una plataforma, para decidir quién podrá y no podrá ir a la institución.

Según Camilo Camargo, rector del Colegio Los Nogales de Bogotá, se espera regresar a finales del mes de septiembre. Al día asistirán alrededor de 350 alumnos, un número muy bajo si se tiene en cuenta que el colegio tiene capacidad para recibir a 2.000 estudiantes al mismo tiempo.

Respecto a un posible contagio, la institución destinó un espacio para aislamiento de casos sospechosos y esquemas de trazabilidad para determinar contagios cercanos.

Para el rector, será un regreso muy seguro, pues el colegio tiene 21 fanegas de tierra que permitirán la distancia y el cuidado. Al menos un 80% de los padres quiere que sus hijos regresen.

COLPRENSA