El ABC para comprar juguetes seguros


Todos los juguetes están obligados a cumplir requisitos para la seguridad de su usuario.

Ten en cuenta estas recomendaciones a la hora de comprar juguetes. Conoce el reglamento técnico que los cobija.

Contenido

Siempre hay un candidato para regalar un juguete, sin importar la época del año. Aquí te contamos lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir ese detalle para hacer feliz a un niño, sin que corra ningún peligro.

La mayoría de juguetes están sujetos en Colombia a un reglamento técnico que vigila la Superintendencia de Industria y Comercio, el cual corresponde a ciertas condiciones que debe cumplir el producto, para poder ser comercializado.

El objetivo de este reglamento técnico de juguetes, es proteger la vida e integridad del menor que lo use y además promover un uso responsable en familia, con hábitos de seguridad como leer siempre el manual de instrucciones, usarlo bajo la supervisión de un adulto responsable y llevar elementos adicionales de protección, en caso de ser necesario.

En el empaque

  • Todo juguete que se comercialice en cualquier zona de Colombia, debe tener una descripción legible en su empaque en idioma español. No se exime si es importado. La obligatoriedad del uso del idioma castellano, es para que todo consumidor esté en la capacidad de conocer el mecanismo del juguete y tener claridad para elegirlo.
     
  • En el empaque debe existir una ficha técnica que describa el país de origen, importador, lote y edad mínima del usuario del juguete.
     
  • Aunque parezca una obviedad, es importante que el precio también esté en pesos colombianos, cuidando que no haya dos etiquetas de precio sobrepuestas para evitar confusiones a la hora de pagar. Si esto sucede, el consumidor tiene derecho a pagar el valor menor.
     
  • Si el juguete necesita ser armado, por ejemplo, un caminador, un centro de gimnasia para bebés, etc., dentro del empaque debe existir un claro manual de instrucciones en español, explicando paso por paso el proceso de montaje, que solamente le corresponde hacer a un adulto.

Bicicletas, patinetas, patines

  • Deber tener un sistema de frenos.
     
  • Si el juguete no contiene el equipo de protección compuesto por casco, rodilleras, coderas y guantes, debe tener un aviso de advertencia que indique: “Atención. Usar con equipo de protección”.

Muñecos, muñecas, juguetes a control remoto

  • Si requiere de pilas, el lugar donde se insertan debe quedar siempre asegurado con tornillos.
     
  • Deber tener un aviso que advierta que solamente lo deben usar mayores de 3 años. De lo contrario, el juguete NO debe tener ninguna pieza pequeña y removible que signifique un riesgo de asfixia e inhalación para el bebé.
     
  • Sus bordes, cuerdas, cables y fijaciones, deben ser suaves y con diseños que impidan que el menor tenga algún tipo de lesión.
     
  • Sus componentes deber ser libres de ftalatos, que son compuestos químicos plastificadores, para evitar problemas en la salud en caso de que el juguete sea llevado a la boca.
    Para conocer esto, el juguete, vasopitillo o biberón debe tener avisos como: "Libre de BBP, DPB, DOP, DEHP, DINP y DIDP".
     
  • La fabricación del juguete debe ser de forma tal que, si el bebé o niño se los lleva a la boca, ojos y mucosas, no representen ningún riesgo para la salud o provoquen heridas.
     
  • Si se trata de un juguete que se eleva a control remoto o una cometa, el empaque debe advertir claramente que su uso no podrá ser cerca de redes eléctricas.

Cuando requiere ensayos de laboratorio

Existe un documento que se llama certificado de conformidad y es expedido por un laboratorio que debe estar acreditado por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia, ONAC.

Dicho certificado de conformidad, comprueba que el juguete o elemento cumplió satisfactoriamente con todas las pruebas y ensayos necesarios para establecer su seguridad en las manos de un menor de edad.

Por lo general, este certificado viene dentro del empaque del juguete que lo requiere. Si no es así, el comprador lo puede exigir al comercializador.

Ejemplos de ello:

  • Bajo ninguna circunstancia el juguete debe explotar o generar algún tipo de chispa.
     
  • Si el juguete está diseñado para soportar el peso del menor, debe comprobarse su resistencia para evitar que sus partes se rompan en pleno uso o alguna unión se desencaje.
     
  • Las pruebas deben corroborar que existe mínima o nula migración de elementos como: Aluminio, Arsénico, Cadmio, Plomo, Níquel, Cobre, Bario, entre otros.
     
  • Si el juguete sirve como soporte para usar en el agua, debe comprobarse que no se hunde, flota de manera efectiva y protege la integridad del menor.
     
  • La tensión eléctrica no puede superar los 24 voltios.

Otras recomendaciones

Muchos padres coinciden en que el menor resultó divirtiéndose más con el empaque que con el propio juguete.

  • Bajo ninguna circunstancia permita que el niño juegue con la bolsa plástica, ya que es un riesgo de asfixia.
     
  • Si juega con la caja de cartón, verifique que sus bordes no sean peligrosos, que no tenga ganchos de grapadora, cintas y otros elementos sueltos que puedan causar lesión o que se pueda llevar a la boca.
     
  • La caja debe ser de un tamaño adecuado. Nunca igual o más grande que la propia estatura del menor.
     
  • Siempre que el niño use el juguete, debe estar supervisado por un adulto, sin importar si aparentemente ya lo aprendió a usar con destreza.

Ten presente que un juguete es una oportunidad para despertar en el niño nuevas habilidades y para fomentar en él el uso responsable de sus pertenencias, además de ser una buena excusa para pasar momentos de felicidad, siempre en compañía de los padres.

 

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL