¡Es nuestro turno!: lo que debemos hacer en la ‘nueva normalidad'


Contenido

Pese a diferentes aperturas y avales que se dieron en algunos sectores durante la extensión del aislamiento preventivo obligatorio, que culmina a nivel nacional el 1 de septiembre, muchos ciudadanos obedecieron al pie de la letra la convocatoria de quedarnos en casa para salvar vidas, al salir estrictamente a lo necesario y si se podía evitar, mejor.

Con el aislamiento selectivo, Colombia entra en una fase en la que quedará en evidencia la cultura ciudadana, la responsabilidad y la puesta en práctica de la empatía.

Lee además: En aislamiento selectivo recuerda que el covid no es un cuento

En el ambiente existe la sensación que todo por fin volverá a ser como antes, pero... ¡ojo!: aún no es así. Desde este 1 de septiembre, las excepciones pasan a convertirse en restricciones puntuales, lo que quiere decir que los lugares en los que anteriormente había aglomeración, solo contarán con el 35% de la capacidad total de asistentes.

Teatros, cines, eventos musicales, cultos religiosos, restaurantes, plazoletas de comida y centros comerciales, son espacios que empezarán a reabrirse gradualmente luego de cumplir los protocolos de bioseguridad que los visitantes deben cumplir.

El tapabocas es la nueva prenda de vestir que no puede faltar en las calles y el jabón o antibacterial de manos, el accesorio que no se puede olvidar, incluso por encima del celular.

También puedes leer: Lo que implica seguir en emergencia sanitaria

Más allá de cumplir una norma, se trata de pensar en comunidad y entender algo que, para algunos, podría ser una exageración pensar: los cuerpos no responden igual ante cualquier virus o enfermedad y no es prudente jugar a la ruleta rusa con este Covid-19, pensando que, si a mi vecino no le pasó nada y salió positivo asintomático, seguramente a mí me irá igual de bien. Debemos tener muy presentes a nuestros familiares de mayor edad, bebés y niños.

Muchos ciudadanos nos han manifestado sus opiniones frente a esta nueva dinámica, después de permanecer un poco más de 20 semanas en total aislamiento.

Para José Torres, profesional en Comercio Exterior y Logística, "la responsabilidad en esta nueva etapa es mucho más grande. El cuidado personal debe ser muy riguroso y se deben continuar con todos los protocolos de bioseguridad en todos los lugares".

"Si bajamos la guardia en el cuidado, pongo en riesgo mi salud y la de mis padres que son mayores de 70 años. Debemos aprender a vivir responsablemente con el virus", agrega este bogotano que tuvo la oportunidad de seguir empleado gracias al teletrabajo y ahora es consciente que el retorno a sus labores es la única oportunidad de éxito para poner en práctica lo aprendido en esta dura lección para todos.

Las amas de casa y mujeres empresarias también compartieron su visión para lo que será la vida de los colombianos a partir de septiembre.

Mira también: Las claves para entender el Aislamiento Selectivo

Martha Forero, Jefe de Ventas de una empresa de materia prima para alimentos, considera que los protocolos de ingreso a las casas, ya debieron convertirse hace mucho tiempo en hábitos normales:

Desinfección de zapatos, de bolsas de mercado, de maletines, bolsos, maletas, ropa directamente a lavar o por lo menos apartar y tomar una ducha antes de hacer cualquier actividad doméstica.

Para esta lectora, además de la experiencia con protocolos de bioseguridad, darle el valor que se merece a la salud, la compañía familiar, y a aprender a disfrutar de las cosas simples como respirar aire puro y caminar, también deben estar integrados en nuestra nueva normalidad. Gratitud y buena actitud es la fórmula que esta bogotana, madre y trabajadora, aplicará para seguir enfrentando al Covid-19.

El autocuidado es tarea de todos

Recuerda tomar distancia en la calle cuando estés haciendo cualquier diligencia. El tapabocas bien puesto refleja tu responsabilidad. Debajo de la nariz no sirve de nada y en el mentón, menos. Un buen lavado de manos cada que tengas la oportunidad, será la seguridad para ti y muchos, pero si no es posible, el gel antibacterial seguirá siendo tu mejor aliado.

Respeta las sillas con restricción en el transporte público y no te enojes si en los climas fríos abren las ventanas. Esto es mucho mejor. Salen los virus y entra oxígeno para todos.

Si te es posible pagar por medios electrónicos, procura que sea esta la primera opción. Te invitamos a conocer diferentes alternativas para manejar el dinero desde el celular y hacer pagos, envíos o transacciones usando el número celular. Es rápido, útil y mucho más higiénico que recibir varias monedas en el cambio.

Acata con responsabilidad y paciencia las nuevas normas en los lugares que visitarás. Seguramente habrá un tiempo límite de permanencia, y será necesaria la desinfección del lugar luego de que haya relevo de visitante. Cada lugar adoptará los protocolos más ajustados a la propia necesidad, velando por la seguridad de todos.

Ya pasaron cinco meses. Entre todos seguiremos superando esta crisis mundial, pero este es el momento de demostrar nuestro mejor papel por el bienestar de todos. 

DIANA CAROLINA FIGUA