​​​​​​​Religiones en Colombia: evolución en la Constitución

Religiones en Colombia: evolución en la Constitución


Te contamos cómo ha ido cambiando la Constitución de Colombia a través de los años, frente al tema de las religiones.

Contenido

En la actualidad, Colombia es por Constitución un país laico, es decir, que no se rige bajo un credo religioso, sino que permite la libertad de cultos, en el que cada persona puede profesar la fe que desee y declararse adscrito a cualquiera de las religiones vigentes.

Sin embargo, para llegar a este punto, la Constitución ha pasado por varias etapas y cambios a través de los años. Por esta razón, el equipo del especial ‘Más allá de la fe’, habló con expertos en la materia para que nos cuenten un poco de la historia colombiana en esta área.

Para iniciar este recorrido el historiador de Señal Memoria Javier Hernández nos cuenta un poco sobre cómo era la constitución en 1863 y 1886.

Constitución de 1863

“En 1863 tenemos una Constitución ultraliberal. Esta es considerada la Constitución de las libertades; libertad de prensa, libertad de culto, libertad de comercio… incluso en el estado de Santander se llegó a permitir el voto a la mujer, aunque haya sido por un corto lapso de tiempo”, afirma Hernández.

En esta Constitución se permitían muchas cosas y se abría campo a “libertades extremas”, tema que disgustaba a la iglesia.

Lee también: 

Diferencias y similitudes: así son las religiones en Colombia

Gracias a esta Constitución, en el siglo XIX era posible hacer parte de cualquier religión debido al carácter liberal de las leyes del momento. Era esta misma libertad la que estaba quitando parte del poder que ostentaba la iglesia católica desde aproximadamente 1498.

“Después de casi 400 años llegaba esta Constitución a decir 'Señores, ustedes ya no tienen el predominio de la educación’, porque la iglesia era la que tenía el valor tenía la función de educar a todo el mundo”, asegura el historiador.

Adicionalmente, la iglesia perdió su derecho de convertirse en dueños de los terrenos de personas que fallecieron para pasar estos a ser propiedad del Estado y de los ciudadanos.

Estos son algunos de los aspectos que convirtieron a la iglesia católica en uno de los principales contradictores de esa república liberal y de su constitución.

Constitución de 1886

Llegado el año 1886 empezaron los cambios en la Constitución, partiendo desde el encabezado de este libro que, anteriormente, no incluía a Dios dentro de su discurso, mientras que en esta nueva versión sí sé nombró explícitamente.

Juan Manuel Charry, constitucionalista, destaca que Colombia ha sido durante siglos un país tradicionalmente católico, partiendo desde la conquista y la llegada de los españoles, miembros de un país fuertemente influenciados por la religión cristiana católica.

Asegura que la Constitución de 1886 es una constitución confesional, es decir, reconoce la religión católica y se somete a ella.

Te puede interesar: 

¿En qué creían los indígenas antes de la llegada de las religiones?

En 1930 hubo un gran cambio dentro de la política colombiana y es que acaba un largo periodo de dominio por parte de los conservadores. Según el historiador Hernández para esa época el presidente era en cierta medida elegido y aprobado por la iglesia.

En este punto, con la llegada de Enrique Olaya Herrera al poder, Colombia experimentó cambios que marcarían un antes y un después en su historia, como la implementación del centralismo, es decir, gran parte del poder y de las decisiones relevantes se tomaban desde la capital quitando la independencia de la que habían gozado hasta el momento los estados.

Según Charry es sólo hasta 1936 que se da una verdadera separación de la iglesia católica y el poder civil.

Constitución del 91

“La Constitución del 91 se ha definido como una constitución laica en el sentido en que establece la libertad religiosa, es decir, no tiene una preferencia por una religión o una posición determinada frente a una religión en particular, o a las religiones en general, distinta a establecer la libertad religiosa”, afirma Charry.

La Constitución del 91 establece un estado laico con neutralidad religiosa que permite su libertad en cuanto a creencia y prácticas de culto y los debe proteger.

Revive esta emisión del especial 'Más allá de la fe' aquí.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL