La médica que pide protección en vez de halagos


Contenido

No es una heroína, es una médica
Una heroína de bata, carne y hueso
Los médicos y su importante labor para enfrentar el covid-19
Antes de ser médicos son humanos
Cuidemos de su vida, ellos cuidan de la de nosotros

A nadie se le pasó por la cabeza en algún momento de su vida, que iba a tener que enfrentar una pandemia de este tipo, un virus silencioso, esquivo, pero demasiado agresivo. Hoy podemos estar cuestionando por qué la vida escogió el peor momento para hacernos entender que era tiempo de parar, de ayudar y pensar en el otro.

En nuestro país hay muchos médicos que viven en riesgo de forma permanente, con el único objetivo de salvar vidas, la de cualquier persona, sin elegirla, poniendo integridad por encima de su salud y la de los suyos.

Shirley Bula y Neil de Ávila son una pareja de médicos que se conocieron en la universidad cuando eran unos jóvenes, ilusionados por su carrera y con el sueño de poder a futuro ayudar a mucha gente. Eso es lo que han hecho desde entonces, incluso desde antes que los colombianos atravesáramos por esta emergencia sanitaria.

Ella sabe que proteger la vida y la salud de los ciudadanos es lo más importante, razón por la cual hizo parte de las firmas de una petición que exigía al gobierno que el país debía entrar en cuarentena nacional obligatoria.

A ella no le preocupa tener que salir de su casa: es parte de su trabajo. Pero como todos, le tema al contagio del virus porque nadie está exento a una pandemia.

Una de sus preocupaciones no es tener acceso a información de primera mano debido a su profesión. Pero le inquieta mucho que la gente no sea capaz de ver la magnitud de la situación que vive el país, los médicos y el sistema de salud, porque la irresponsabilidad de uno puede traer consecuencias mortales para muchos.

Este es un virus que está dejando miles de muertos a nivel mundial, pero aún hay personas irresponsables que no toman medidas de precaución para evitar el contagio.

Desde que empezó esta emergencia sanitaria en el país, muchos se han desbordado a llamar a los profesionales de la salud 'héroes', cosa que cualquiera pensaría que es un halago para ellos.

Para Shirley sucede lo contrario, expresa que no se siente halagada y no por su profesión sino porque sabe que muchos trabajan con lo mínimo, lo que los hace estar más expuestos a contagiarse del coronavirus.

La vida no es un juego, no debemos pensar solo en nosotros como seres individuales sino en equipo. Ellos tienen el conocimiento, la cura y las habilidades para ayudarnos a enfrentar este virus, pero nosotros tenemos el deber de protegerlos. Quizá se nos ha olvidado que son unos héroes de bata, carne y hueso que son hijos, madres, hermanos y amigos.

MARÍA ELENA RAMÍREZ

 

Más especiales

Ver todo > >