Cambio de género en la cédula: proceso y desafíos


Foto: Colprensa

Contenido

A partir del 2015, en Colombia, es posible realizar el trámite formal para que las personas que lo deseen puedan hacer el cambio de sexo y nombre en su cédula. Las condiciones para realizar esta solicitud están contempladas en el Decreto 1227 del 2015.

Adicionalmente, desde el 2018 se dio paso a que los menores de edad también puedan realizar esta solicitud, de la mano de sus padres o representantes legales.

Por esta razón, las personas transgénero, podrán realizar la solicitud para cambiar su nombre en una ocasión y también cambiar el sexo asignado en el documento, para que coincida con su identidad de género.

Te puede interesar: Obtén el duplicado de tu cédula por internet, paso a paso

¿Cómo hacer el cambio de sexo en mi cédula?

Según información del Ministerio de Justicia, a través de su portal web LegalApp, la persona que desee corregir el componente “sexo” con el que aparece en su registro civil y cédula de ciudadanía tendrá que acudir ante notario y solicitar la corrección.

¿Qué documentos deben presentarse?

Se debe presentar ante el notario la siguiente documentación:

  • Copia del registro civil de nacimiento
  • Copia de la cédula de ciudadanía
  • Declaración realizada bajo la gravedad de juramento, con la que la persona tendrá que manifestar su voluntad de realizar la corrección de la casilla del componente sexo en el Registro del Estado Civil de Nacimiento.

Esta solicitud debe presentarse por escrito e incluir contener el nombre del notario a quien se dirige y el nombre y cédula de ciudadanía de la persona solicitante.

Luego de radicar los documentos, el notario tendrá 5 días para elaborar la escritura pública correspondiente junto a los documentos entregados por el solicitante.

Lee también: ¡Empieza a disminuir el desempleo en Colombia!

El notario trasladará a la Registraduría Nacional del Estado Civil la información para que realice los cambios respectivos.

Si la solicitud se realiza en una Notaria distinta a la cual está el registro civil, el interesado tendrá que pagar el valor del traslado.

¿Cuánto tiempo debe esperar para volver a cambiar de sexo?

Este trámite solo podrá realizarse dos veces en la vida y el solicitante debe esperar 10 años para la solicitud de una nueva corrección en el sexo.

¿A dónde puedo acudir?

Si deseas más información o asesoría sobre el trámite para corregir el sexo en tu documento de identidad, podrás acercarte a la Notaría, Registraduría Nacional del Estado Civil, oficinas de la Personería, Defensoría del Pueblo o a los consultorios jurídicos de su municipio.

Conoce el directorio completo de estas entidades en el país dando clic aquí. 

¿Qué puedo hacer en caso de que me nieguen la solicitud?

Si el Notario se niega a realizar el trámite para la corrección del sexo en el registro civil, podrás recurrir a la Acción de Tutela como último mecanismo para solicitar el cambio de sexo en el documento de identidad.

También podrás interponer una queja o reclamo ante la Superintendencia de Notariado y Registro. Para más información ingresa a www.supernotariado.gov.co o escribe a oficinaatencionalciudadano@supernotariado.gov.co

Dificultades y obstáculos

Sin embargo, este trámite puede tener algunas dificultades para los solicitantes, como la posible negación por parte de la notaría, el costo variable según el establecimiento, entre otros.

Por esta razón, Canal Institucional consultó a Juan Felipe Rivera, abogado perteneciente a la organización Colombia Diversa, para hablar sobre las posibles dificultades en el proceso de cambio de cédula.

Rivera asegura que, si bien el trámite es sencillo, hay tres posibles factores que podrían dificultar este cambio:

“En primer lugar, hay notarías que se rehúsan a hacer el trámite y ponen problemas para su realización”, lo cual puede ser calificado como una forma de discriminación, según Rivera.

“Segundo, las notarías no tienen regulado el precio adecuadamente. Hay notarías que cobran $140.000 y en otras supera los $300.000 o más” afirma Rivera. El abogado asegura que este problema en las tarifas ya ha sido presentado a la Superintendencia de Notariado y Registro, sin embargo, no se han tomado medidas reales para su regulación.

La no existencia de una tarifa unificada y asequible supone “una barrera de acceso muy alta, ya que gran parte de las personas trans del país, han perdido redes de apoyo familiares, amistades e históricamente han sido excluidos del sistema educativo y el acceso al trabajo, por lo tanto, muchas personas trans tienen ingresos irregulares, lo que hace que pagar $140.000 o más en este trámite sea un exabrupto”

Lee también: Así está Colombia en derechos para la población LGBT

Y, por último, Rivera plantea que existe una barrera importante al permitir que los colombianos cambien solo una vez su nombre. “Por ejemplo, el nombre en la cédula de una persona era Carlos, después se lo cambió a Carlos Mario y luego se identificó como trans, decidió cambiar su nombre a Camila. En este caso no podría hacer ese segundo cambio de nombre”

Aunque no son casos tan probables, sí se han presentado.

“Esto llevó a que muchas personas presentaran tutelas y los jueces ordenaran los cambios por segunda vez. La Corte Constitucional en una sentencia de constitucionalidad de hace un par de años ya fijó esa discusión y permite a las personas trans, si lo justifican adecuadamente, cambiarse el nombre por segunda vez”, afirma Juan Felipe.

Por su parte, Laura Weinstein, directora de la Fundación Grupo Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT) coincide en que legalmente el trámite es planteado como sencillo, sin embargo, acarrea algunas dificultades que ella tuvo que atravesar en carne propia.

“Detrás de esto hay muchos obstáculos y barreras, puestas en muchos casos por las mismas notarías. En la práctica no son tan abiertos” asegura Laura, ante la posibilidad que tienen las entidades de negar la solicitud.

También asegura que, aunque los requisitos son pocos, sí pueden suponer un reto para las personas trans: “El hecho de que la gente no tenga el registro, por ejemplo. Muchas de las personas trans han tenido que desplazarse de sus lugares de origen y esto puede dificultar el acceso a su Registro Civil

Recalca también como un problema grave el hecho de que no exista una tarifa fija para este trámite. “Yo quise hacer el cambio de nombre, con el que no tuve ningún problema y, pese a tener una sentencia de la Corte Constitucional, para hacer el cambio de sexo me cobraban cerca de $600.000 hace aproximadamente 6 años. ¡Era una cosa exageradísima!”

Laura afirma que por esta razón GAAT ha creado espacios de asesorías y acompañamiento para poder hacer le proceso de cedulación, con el que, hasta la fecha han ayudado a más de 300 personas y esperan en las próximas semanas ayudar a 250 más. 

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL