JEP: las Farc reconocen crimen de Álvaro Gómez Hurtado


Contenido

En una carta a la JEP, un grupo de antiguos miembros del secretariado de las FARC, asumió la responsabilidad por el crimen del excandidato presidencial y líder conservador Álvaro Gómez Hurtado.

Así mismo, se comprometió a aportar verdad sobre los homicidios del general (r) Fernando Landazábal Reyes, Hernando Pizarro León-Gómez, José Fedor Rey, Jesús Antonio Bejarano y Pablo Emilio Guarín.

Lee ademásLo que se sabe de la muerte del profesor Galindo

La carta fue entregada a la JEP el pasado 30 de septiembre y fue firmada por Julián Gallo (Carlos Antonio Lozada), Pastor Alape y Pablo Catatumbo.

Según informó la JEP, la carta ya fue recibida por la Sala de Reconocimiento de Verdad de ese alto tribunal, que deberá verificar la veracidad de lo dicho por los desmovilizados jefes guerrilleros.

En el caso del líder conservador Álvaro Gómez, la carta coincide con las afirmaciones hechas esta semana por la exsenadora Piedad Córdoba, quien solicitó a la Comisión de la Verdad recibir su testimonio para revelar precisamente la autoría de las Farc en el atentado.

Su versión, sin embargo, no fue bien recibida por la familia del difunto líder conservador, que ha recopilado evidencia según la cual en el crimen habría habido participación de agentes del Estado, incluido el entonces presidente Ernesto Samper Pizano.

¿Quién investigará el magnicidio de Álvaro Gómez?

A lo largo de los últimos 25 años (tiempo desde la muerte de Álvaro Gómez) se habían manejado distintas hipótesis sobre los posibles móviles y autores del asesinato, sin embargo, aseguran los expertos, que las Farc nunca fueron un sospechoso muy probable, por lo tanto, la revelación ha causado sorpresa.

Por esta nueva información que no había sido contemplada o analizada el caso tendrá que entrar a una investigación exhaustiva para determinar su veracidad y poder definir si hace parte o no a los crímenes que le competen a la JEP.

A su vez, la Fiscalía tendrá que adelantar su propia investigación, con los nombres revelados, desde el carácter civil de los posibles autores materiales e intelectuales, para poder definir si corresponde a la justicia ordinaria llevar el caso.

COLPRENSA - REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL