Inicio >> Noticias >> 6 Parques Nacionales Naturales para descubrir en Colombia

6 Parques Nacionales Naturales para descubrir en Colombia

Pixabay y Wikipedia

Imagen de Canal Institucional

Colombia tiene muchos de estos lugares en su geografía.

Un parque natural es una reserva protegida por el Estado para garantizar su existencia en el futuro y el goce de este paraíso para todas las personas.

Puedes leer: Recorra y descubra a Colombia en bicicleta con estas 38 rutas

A menos de que el parque esté en peligro, siempre tendrá sus puertas abiertas para que todos los visitantes puedan disfrutar de sus maravillas naturales.

¡Aquí te mostramos algunos que puedes explorar en Colombia!

  

Parque Nacional Natural El Cocuy: Su sierra nevada se ha convertido en el sitio perfecto para los escaladores y amantes de las montañas. Está ubicado entre los departamentos de Boyacá y Arauca, en el centro-oriente del país. Tiene 4.000 visitas en promedio al mes. Posee una extensión de 3.060 km². Fue creado mediante acuerdo del Ministerio de Agricultura No 0017 del 2 de mayo de 1977. Como dato curioso, La Sierra Nevada del Cocuy tiene el glaciar más grande de Colombia.

 

Isla de la Corata: El santuario Fauna y Flora Isla de la Corota es el territorio natural más pequeño protegido en Colombia. El santuario solo tiene 12 hectáreas de superficie. Está ubicado en la Laguna de la Cocha (Nariño) que está entre los lagos más grandes del país. Está situada sobre los 2.800 metros sobre el nivel del mar, lo que hace que tenga un clima bastante frío. La Isla no posee habitantes, a excepción de los guardianes de los parques.

 

Parque Nacional Natural Los Nevados: Con más de 5.000 visitantes al mes, es el sitio favorito para los fanáticos del montañismo y la pesca. Está repartido entre los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío y Tolima. Es el único de los 5 parques que tiene cuatro pisos térmicos: Frío, Páramo, Superpáramo y Nieves, por lo que sus principales ecosistemas son los bosques andinos, páramos y glaciares. Un auténtico reino helado. Antes de 1995, los visitantes y escaladores solían visitar Las Catedrales de Hielo (cavernas de hielo), antes de que el deshielo las derritiera e hiciera imposible su visita.

 

Parque Nacional Natural Islas Corales del Rosario y San Bernardo: Este parque está a tan sólo 20 minutos (45 km) en bote desde la bahía de Cartagena. Sus aguas cristalinas y playas de arena blanca son el cultivo perfecto para la diversidad de algas y peces marinos que rodean a la Isla. Está ubicado en Bolívar y Sucre, en la región caribe colombiana. La mayoría de su territorio es área marina. Posee ecosistemas inigualables como arrecifes de coral, humedales, manglares, playas renosas, litorales rocosos y prados de pastos marinos. En sus arrecifes se encuentran millones de animales microscópicos, peces de miles de formas y colores, crustáceos, molucos, erizos, estrellas de mar y aves marinas como el pelicano.

 

Parque Nacional Natural Tayrona: La perla del magdalena es un parque mágico lleno de hermosas vistas al mar y de una naturaleza inigualable. Está ubicado en las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Recibe más de 30.000 visitas al mes. Es conocido por haber sido el hogar de culturas que habitaron el lugar hace miles de años. Incluso, la tribu indígena Kogi todavía vive en el corazón del Tayrona. De las 15.000 hectáreas, 3.000 son área marina. Cuenta con 350 especies de algas y 770 especies de plantas. Jagaures, ocelotes, tigrillos y pumas, es la fauna frecuente en este enigmático lugar.

 

Sierra de Chibiriquete: Ubicada en la Amazonía Colombiana, entre los departamentos del Guaviare y Caquetá, es uno de los tres sistemas montañosos más importante de todo el Amazonas. En su basta superficie de 12.800 km², se han encontrado cerca de 200.000 dibujos rupestres que datan de hace más de 20.000 años. Se cree que estas pictografías describen la vida de las antiguas comunidades y su relación con deidades, la caza y la religión. Hace poco la UNESCO lo declaró patrimonio de la humanidad con el fin de protegerlo para las siguientes generaciones. Un verdadero rompecabezas en las entrañas del Amazonas.