Peligros que trae para los niños consumir alimentos en mal estado


Contenido

Una vida sana física y mentalmente se constituye en los primeros cinco años de vida y una dieta balanceada (alimentos de calidad) hace parte del grupo de experiencias positivas que los niños tienen derecho a vivir, para su óptimo crecimiento.

Partiendo de la denuncia que en los últimos días compartió con Canal Institucional Sandra Ardila, madre de tres hijos que fueron víctimas del consumo de carne de caballo y burro debido a la presunta corrupción que se estaba presentando en el Programa de Alimentación Escolar PAE de Bucaramanga, averiguamos los alcances de esta situación desde dos enfoques con especialistas en cada materia.

Lee además: "Al PAE querían convertirlo en el manjar de los corruptos": Procuraduría

El médico pediatra Bernardo Huertas Motta, explica que una mala dieta, o el consumo de alimentos en mal estado, trae muchas consecuencias como intoxicaciones y enfermedades gastrointestinales, y si además hay componentes químicos para disimular las deplorables condiciones de los alimentos, como en el caso del PAE en Bucaramanga, el daño en la salud será peor.

"Se corre el riesgo de adquirir enfermedades graves como amibiasis o que ingresen al cuerpo parásitos o bacterias. Es un atentado a la salud. La buena alimentación es un derecho fundamental para el buen crecimiento de los niños", señala el Doctor Huertas Motta.

Hierro para un cerebro sano

Explica que la proteína de carne roja y específicamente de res, es un componente que le ayuda al organismo a generar más glóbulos rojos gracias al hierro.

“El hierro está biológicamente más disponible en las carnes rojas y es muy importante porque es un neurotransmisor. Se ha comprobado que los niños que reciben poca proteína de carne roja y menos hierro, presentan dificultades en la atención”.

La recomendación que hace el pediatra Bernardo Huertas Motta es que, en los casos donde los menores no puedan recibir proteína de carne, se les brinde un suplemento alimenticio basado en hierro.

Además: ¿Quiénes son los influencers y por qué los regulan?

“La carne tiene un aminoácido esencial que se llama L-Carnitina y es muy importante para el desarrollo cerebral, además de la función que cumple en los músculos”, puntualiza.

Los equinos son mamíferos susceptibles de sufrir varias enfermedades infecciosas a lo largo de su vida y varias de ellas si tienen potencial zoonótico, es decir que puede pasar de animal a ser humano.

Así lo explica la médica veterinaria Natalia Díaz Rodríguez, quien además aclara que se habla de riesgo potencial porque la transmisión de la enfermedad no se da necesariamente por el consumo de carne, sino por la presencia de un vector, como en el caso de la encefalitis equina que afecta al humano por la picadura de un mosquito infectado.

Puedes leer también: Cambio de género en la cédula: proceso y desafíos

Señala que “en Europa se consume carne de equinos, el problema en Colombia es que no contamos con criaderos para este fin y tampoco hay plantas de beneficios para hacer este tipo de sacrificios. Se deben cumplir con protocolos sanitarios para garantizar carne desparasitada”.

La doctora Natalia Díaz expone que cuando se toman equinos para sacrificio, por lo general se hace con animales de descarte, o sea enfermos. “Como son animales de trabajo, son sacrificados cuando tienen alguna lesión”.

“La venta de este tipo de carne es ilegal porque no se conoce la procedencia y la cadena de producción. Para quien la consume llega a ser dura porque el animal no fue criado para esos fines y el sacrificio seguramente no se dio en las mejores condiciones”, advierte.

Mientras tanto, Sandra Ardila sigue reuniéndose con otros padres de familia buscando asesoría jurídica para que ese nuevo capítulo de corrupción que atropelló el bienestar alimenticio de sus hijos, no quede en el olvido y para evitar que otras familias sean engañadas de esa manera.

DIANA CAROLINA FAGUA