Persona tanqueando un vehículo con combustible. Ilustra nota sobre precio de la gasolina.

Precio de la gasolina en Colombia subirá $200 mensuales este año


Tal como se había anticipado hace una semana, el precio del galón de gasolina corriente en el país subirá a partir de octubre próximo. ¿Cuánto costará, en promedio, el combustible y a qué valor llegará a finales de 2022?

Contenido

Ya es oficial. El precio de la gasolina corriente en Colombia subirá desde octubre próximo, con un aumento mensual de $200 que, por ahora, se mantendrá para lo que queda de este 2022.

Así lo anunció este lunes el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, quien indicó que a ese monto a incrementar se llegó luego de una discusión con el presidente Gustavo Petro.

"El acuerdo con el presidente es que se va a aumentar la gasolina 200 pesos mensuales a partir de octubre por este año", dijo Ocampo.

Te puede interesar: Excepciones y más datos para que te organices en el día sin carro y sin moto en Bogotá.

Respecto a otros combustibles, el funcionario añadió que en el caso del galón de ACPM este no sufrirá ningún ajuste.

"El ACPM no se va a aumentar, entre otras cosas porque se va a cambiar la fórmula para tener en cuenta el biodiésel", precisó.

Así las cosas, en lo que queda de este año el precio del galón de gasolina corriente subirá en total $600, con lo cual el valor de este combustible cerraría el año por encima de los $10.000 pesos en la mayoría de ciudades del país. 

¿Por qué subirá el precio de la gasolina en Colombia?

Colombia tiene un gran déficit fiscal por cuenta de los pagos de los subsidios con los que actualmente cuentan los combustibles, los cuales permiten que el consumidor no pague precios tan altos, por ejemplo por la gasolina, en relación con las tarifas que hoy en día manejan otros países.

Así lo advirtió el presidente Gustavo Petro el pasado 11 de septiembre, cuando precisó que el Fondo para la Estabilización de Precios de Combustible (FEPC) presenta un hueco fiscal de $10 billones por trimestre, es decir $40 billones anuales: “casi la mitad del déficit del presupuesto nacional”.

Lee también: ¿Quiénes ganan y quiénes pierden con la subida del dólar?

Es por ello que el primer mandatario propuso entonces subir el precio de la gasolina. “Es la hora de un debate nacional al respecto”, señaló en su cuenta de Twitter.

“A los consumidores de gasolina les decimos que retomaremos la senda de crecimiento de precios, y que el objeto no será más que disminuir el déficit irresponsablemente acumulado. No tocaremos los derivados del ACPM”, añadió el jefe de Estado.

Así mismo, el presidente Petro llamó al Congreso a adelantar los respectivos debates “sobre la estructura de precios de los combustibles” y le propuso a esa corporación, “desligar el cobro de impuestos a la gasolina de la indexación del precio” de esta, para así “mitigar el impacto sobre el consumidor”, es decir, que este último no sienta tanto el impacto de las alzas ordenadas.

Al día siguiente, en Señal de la Mañana, el exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo explicó que lo que buscaría Petro con esta propuesta es que el Congreso elimine, probablemente a través de la reforma tributaria en discusión, los impuestos que actualmente se cobran sobre la gasolina, que equivalen al 25% o 30% de lo que hoy se paga por galón.

“Ese 25% o 30 % de impuestos es lo que le van a pedir al Congreso que elimine, y también es un factor de alivio al precio de la gasolina”, explicó en relación a la fórmula con la que el Gobierno buscaría que el consumidor no experimente una alza tan elevada en el precio del combustible.

Por su parte, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, había anunciado que en octubre comenzarían las alzas con ajustes menores a los 400 pesos en lo que queda del año.

Serán pequeños aumentos, inicialmente para no afectar la inflación, que es muy alta”, indicó el ministro horas después del anuncio del presidente Petro, al término de la aprobación del monto del Presupuesto General de la Nación del 2023.

Así mismo, Ocampo añadió que "el año entrante, cuando comiencen a bajar otros rubros de inflación, se podrá hacer un poco más rápido el ajuste, que será brutal porque el déficit (del FEPC) es enorme".

¿En cuánto quedaría el galón de gasolina con los incrementos?

Lo primero que hay que saber es que estos precios varían de acuerdo a la ciudad del país en donde se distribuye el combustible y que nunca son valores fijos, pues surgen de unas fórmulas y factores externos cambiantes, como el precio internacional del barril de petróleo o del dólar estadounidense. (Conoce aquí quién se encarga de regular los precios de la gasolina en Colombia y algunos factores que influyen en ese cálculo).

Ahora, hay que tener en cuenta que en el anterior Gobierno ya se había planteado la necesidad de hacer incrementos graduales sobre el valor de la gasolina y que el primero de estos, y el último de la administración Duque, se dio el pasado 2 de julio, arrojando la siguiente tabla de referencia para trece ciudades capitales:

Ministerio de Minas y Energía

Desde esa fecha, los precios han permanecido estables, es decir que durante el Gobierno Petro no se ha hecho incremento alguno. 

Así las cosas, los precios que hoy paga el consumidor en una estación de servicio, por cada galón de gasolina corriente, pueden ir desde los $ 7.576 para una ciudad como Cúcuta, hasta llegar a valores por encima de los $9.500 para capitales como Bogotá ($9.523), Cali ($9.562) o Villavicencio ($9.623).

A estos valores habría que sumarle, ahora sí, los $200 pesos mensuales del incremento que comenzará en octubre próximo y que se mantendrá, por ahora, hasta diciembre de este año.

Con esos aumentos, a finales de 2023 un galón de gasolina corriente en el país estaría costando entre $8.176 y $10.223, teniendo en cuenta los valores de referencia actuales para ciudades como Cúcuta (entre los precios más bajos del país) y Villavicencio (entre las ciudades con el combustible más caro en Colombia), respectivamente.

Respecto al monto final que pagarían los consumidores sin los subsidios mencionados, ya sin mencionar datos oficiales y más hacia el mediano plazo (es decir, por fuera del anuncio de aumentar $200 mensuales este año), uno de los que se aventuró a predecir el precio que podría alcanzar un galón de gasolina en Colombia fue el senador Gustavo Bolívar, miembro del Pacto Histórico, partido de Gobierno.

En su cuenta de Twitter Bolívar explicó, hace una semana, que al estar relacionado con el precio internacional del petróleo y con la Tasa Representativa del Mercado (TRM), el costo del galón de gasolina corriente en Colombia debería estar cerca al promedio de venta del combustible en otros países. Esto, según Bolívar, implica que hoy se debería estar pagando entre 16 mil y 18 mil pesos por galón en el país.

“Con petróleo a 100 dólares (por barril de Brent, referencia para Colombia) y con dólar a más de $4.000, hoy la gasolina debería estar a más de 18 mil pesos”, dijo Bolívar, quien precisó que al FEPC se le adeudan $34 billones a la fecha.

Te puede interesar: ¿Cómo afecta a Colombia el alza en el precio del petróleo Brent?

En esos valores calculados por el senador también coincide Juan Carlos Vélez, presidente de Fendipetróleo (Federación Colombiana de Distribuidores de Derivados de Petróleo), quien el pasado 12 de septiembre, en entrevista con un medio de circulación nacional dijo que, sin los subsidios del FPEC, “el precio rondaría los $16.000 por galón, que es más o menos el promedio latinoamericano”. 

El directivo aclaró que a dicho monto no necesariamente se llegaría en un solo aumento, sino que este se podría dar de forma escalonada, es decir, “hacer aumentos graduales hasta nivelarse a finales del próximo año", tal como se había planteado en el anterior Gobierno.

En su cuenta de Twitter, Vélez puso como ejemplo el caso de “un país que no produce petróleo”, como lo es Uruguay, donde “el galón de gasolina está hoy en US $7.12, lo que equivale a $31.300 pesos colombianos”. Pero también recordó que hay que tener en cuenta que “los subsidios a la gasolina existen en varios países del continente".

En Señal de la Mañana, el exministro Restrepo prefirió no lanzar un valor promedio al que llegaría la gasolina en Colombia, pues esto depende, según mencionó, de factores tanto locales como internacionales sobre los cuales es muy complejo hacer estimaciones.

No te lo pierdas: ¿Cómo la tensión entre Rusia y Ucrania afectar el bolsillo colombiano?

Una de esas situaciones mundiales, enfatizó, es la evolución del precio internacional de los combustibles, que ha estado bastante agitada este año por factores como la guerra Rusia – Ucrania.

“Si el precio internacional sigue bajando, si se hiciera la paz en Ucrania y se normalizaran las cosas, serían menores las necesidades de ir incrementando mensualmente los precios de combustibles y de gasolina en Colombia”, señaló.

El exministro aseguró que el precio que se pagaría por el galón de gasolina en Colombia también dependerá de la forma como se hagan los incrementos del combustible en el país, los cuales -dijo acertadamente en su momento- se darían poco a poco mensualmente.

“Obviamente no van a ser aumentos de golpe, sino que van a ser graduales, mensuales, como lo han sido en el pasado cuando se han fijado estos ajustes en el precio del expendio”, comentó.

Aumento de la gasolina: ¿cómo afectaría el bolsillo de los colombianos?

Cuando incrementa el precio de la gasolina en el país, por lo general se evidencia un impacto de estas alzas en el costo de vida de los colombianos. Con el aumento en los costos del combustible, suelen llegar los consabidos incrementos en los productos y servicios que hacen parte de los sectores que dependen de este: transporte público, alimentación (por los costos que implica su transporte), etc.

En ese sentido, representantes de la oposición como Andrés Forero, del partido Centro Democrático, manifestaron su preocupación por el efecto que los anunciados aumentos tendrían en el día a día de los colombianos.

Esto tendrá un impacto en prácticamente todos los precios de la economía, en particular en los precios de la canasta básica, que se van a ver afectados también por varios impuestos de la reforma tributaria”, expresó el representante a la Cámara por Bogotá.

En contraste, el exministro Juan Camilo Restrepo, explicó que, de acuerdo a lo dicho con Petro hace una semana, el precio del diésel no se va a aumentar, por lo cual, a su juicio, el incremento en el precio de la gasolina no tendría tal efecto en la canasta básica.

“Lo que se va a aumentar es la gasolina motor, la que utilizan los automóviles, pero todo el diésel, que es el que mueve la carga urbana e interurbana, queda excluido del aumento de los precios. (…) De esta manera, toda la incidencia que el precio de los combustibles tiene en el transporte, se va a congelar o aminorar, y esto debe llevar a un menor aumento en los precios a los consumidores”, concluyó.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL