Los 3 pueblos más lindos de Colombia


Contenido

No lo ha dicho ningún blog o algún sitio especializado de viajeros. La historia de estos tres pueblos ha estado en el imaginarios de los colombianos desde hace años.

Puedes leer: Seis nuevas rutas turísticas para conocer Colombia

No sabemos quién les dio estos títulos o en qué momento se realizó un concurso de méritos para ganarse tal atributo, pero lo que sí sabemos es que todas las personas siempre mencionan a estos 3 sitios para referirse a los 3 pueblos más lindos de Colombia.

¡Sin más preámbulos aquí te los dejamos!

 Villa de Leyva

Ubicada en Boyacá, fue reconocida como monumento nacional en 1954. Está a tan sólo 177 kilómetros de Bogotá. Conserva intacto su estilo colonial y es conocida por ofrecer paisajes tan variados que van desde páramo hasta zonas desérticas. Es conocida por ser el lugar donde se realiza el Festival de las Cometas todos los años en agosto; un evento que reúne a miles de personas y pinta el cielo con cometas de todas los tamaños. A los turistas les encanta recorrer sus calles empedradas y de adoquín, por donde antes transitaban los colonos españoles con sus carrozas. 

Se ha hecho famosa por el hallazgo de fósiles de dinosaurio de hace millones de años. Incluso, cuenta con un múseo donde se exhiben algunos de estos. También se han encontrado fósiles marinos que son la prueba de que alguna vez este pueblo estuvo bajo el agua. Además, se han desenterrado diversos artefactos y objetos precolombinos.

Su plaza principal es el sitio más emblemático donde se reúnen todos los visitantes para compartir, escuchar música y charlar. La plaza mide 14.000 metros cuadrados (la más grande del país) y está rodeada de antiguos edificos coloniales que dan la sensación de haberse congelado en aquella época.

Hoy, Villa de Leyva, cuenta con una infraestructura hotelera, de restuarantes, atracciones y sitios de interés para todos los turistas que quieran visitarla.

 Barichara

Ubicado en el departamento de Santander, es conocido por tener construcciones de finales del Siglo XVIII. En 1978 fue declarado patrimonio cultural del país. Ha sido en numerosas oportunidaes locación para grabar películas y novelas. Barichara significa descanso en Guane, el idioma de la tribu indígena que habitó estas tierras antes de que llegaran los españoles.

El pueblo nace tras la aparición de la virgen a unos campesinos que comenzaron a adorarla en este lugar. La Virgen apareció tallada perfectamente en una piedra. Don Fransisco Padilla, un capitán de Borja, España; decidió fundar la ciudad en 1705.

Sus construcciones están hechas de piedra ocre rojiza al igual que sus tejados, por lo que da la impresión de que la ciudad hubiera emergido de la tierra misma. Tiene ventanales y marcos de todos los colores, balcones llenos de veraneras y calles llenas de piedra e historia.

En el lugar se puede visitar la que fue la casa de Aquileo Parra, presidente de los Estados Unidos de Colombia (1876-1878) y oriundo del lugar.

También se puede realizar el camino a Guane, un pueblo ubicado a tan sólo 9 km de Barichara. Por este camino transitaron culturas milenarias para ir entre estos dos lugares.

 

Santa Cruz de Mompox: Este pueblo colonial se encuentra a las orillas del Río Magdalena en el departamento de Bolívar. Está a tan sólo 6 horas de Cartagena. Fue el sitio escogido para grabar la película (1987) Crónica de una Muerte Anunciada de la aclamada novela de nuestro Premio Nobel Gabriel García Márquez.

Al igual que muchos pueblos de Colombia, su arquitectura hace que viajemos al pasado gracias a la buena conservacion de sus edificaciones y a la casi nula modificación de sus construcciones. Se respira la época colonial como si hubiera sido ayer.

En 1995 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Sus calles recuerdan las del Centro Histórico de Cartagena, pero más pequeño, más tranquilo, más familiar y más acogedor.

El nombre de Mompox o Mompós, se debe al gran cacique Mompoj (lengua Malibú) de los Indios Malibúes que habitaban esa zona en el pasado.

Su arquitectura es descrita como estilo sevillano (español). Las fachadas de las casas se complementan con el romanticismo y tranquilidad de sus calles y habitantes.

´´Mompós no existe, a veces soñamos con ella, pero no existe´´ le dijo José Palacios a Simón Bolívar cuando iban de vuelta a Santa Marta en el libro El General en su Laberinto de García Márquez.

 

 

The website encountered an unexpected error. Please try again later.