Túnel de la línea: la megaobra en datos y cifras


Contenido

La construcción del Túnel Oso de Anteojos, como se llama el más largo, inició el 14 de abril de 2009. Pero el túnel piloto o de prueba, empezó a excavarse en 2004. Está construido a 900 metros de profundidad, bajo el alto de la Línea, atravesando la cordillera Central. Los túneles pequeños que lo acompañan, fueron nombrados como "Los Colibríes", "Los Barranqueros" y túnel de rescate.

Trabajaron en total más de 6.000 trabajadores y 800 ingenieros. Si se cruzara el túnel a pie, demoraría 90 minutos.

Lee también: Sin ver el sol y dejando la piel: así fue trabajar en el Túnel de la Línea

Los vehículos particulares podrán reducir 40 minutos de viaje y los de carga hasta de hora y media, lo cual es significativo si se tiene en cuenta que ese tiempo por lo general aumentaba en el alto de la Línea, por los accidentes, alto flujo vehicular y mal tiempo. Se podrá aumentar la velocidad del trayecto de 18 a 60 kilómetros por hora.

El nuevo Túnel de la Línea, cuenta con tres carriles: dos de operación y uno de emergencia. Mide 12,5 metros de ancho.
El total de la obra incluye 31 viaductos y 25 túneles cortos. Se completará la entrega en abril de 2021, que incluye la doble calzada de 31 kilómetros entre Cajamarca, Tolima y Calarcá, Quindío.

Además: Así se vivió la inauguración del Túnel de la Línea

Casi 850 horas al año, permanecía cerrada la vía de El Alto de la Línea, debido a accidentes graves, varados, deslizamientos, obras, represamiento vehicular, lo que retrasaba el comercio y aumentaba costos. Con la apertura del túnel, se mejorará notablemente la eficiencia del transporte de carga.

El Túnel opera en sentido Armenia – Bogotá. La ventaja para viajar del centro al occidente del país, es que la vía del Alto de la Línea queda en un solo sentido, lo que también reduce el tiempo y la accidentalidad.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL

Más especiales

Ver todo > >