¿Cómo derrotó Nueva Zelanda al coronavirus?

Inicio >> Noticias >> ¿Cómo derrotó Nueva Zelanda al coronavirus?
Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es el primer país en eliminar el COVID-19 de su territorio. 

Imagen de Canal Institucional

Conoce las decisiones tomadas por este país para superar la pandemia y el paso a seguir para evitar rebrotes.

Esta semana, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció que el país, después de 17 días sin casos nuevos de contagio por coronavirus, logró la recuperación de todas las personas que habían dado positivo, eliminando completamente la actividad del virus.

El Centro de Recursos Coronavirus en la Universidad Johns Hopkins, reportó que Nueva Zelanda completó 1.504 casos de COVID-19, con solo 22 muertes.

Canal Institucional te cuenta cuáles fueron las estrategias de este gobierno para vencer a la COVID-19.

1. Confinamiento rápido y firme: El 15 de marzo, fecha en que Nueva Zelanda tenía solo 100 casos confirmados y ninguna muerte, cerró sus fronteras a los viajeros extranjeros y decretó cuarentena obligatoria durante 14 días.

La medida de aislamiento fue muy estricta, permitiendo la operación de las tiendas de abarrotes, las farmacias, los hospitales y las estaciones de servicio exclusivamente.

Se realizaron fuertes controles a la circulación de vehículos, para evitar el incumplimiento de la medida.

2. Comunicación constante del plan contra el coronavirus: El gobierno envió mensajes de texto de emergencia a todos los ciudadanos, poco antes de iniciar el confinamiento, con el fin de explicar las razones tras la decisión.

"Este es un mensaje para toda Nueva Zelanda. El país depende de ti. Donde te quedes esta noche es donde debes quedarte a partir de ahora. Es probable que las medidas se mantengan vigentes durante varias semanas", citaban los mensajes.

Los ciudadanos argumentan que todo el tiempo se sintieron incluidos en las decisiones ya que estaban siendo constantemente informados, a través de mensajes de texto y ruedas de prensa diarias.

Lee también: Los prometedores avances para vacunas contra el COVID-19

3. Incremento de los test para detectar el coronavirus: La primera ministra anunció que el país estaba en capacidad de procesar hasta 8.000 pruebas por día, una de las tasas más altas del mundo, basado en la población total del país (poco más de 5 millones de habitantes)

Se realizaron testeos masivos en zonas en las que se hayan presentado más casos. Ya que los ciudadanos respetaron el confinamiento resultó más sencillo para el sistema de salud rastrear casos positivos y personas que tuvieron contacto con estos.

4. Seguimiento de la pandemia: El gobierno de Nueva Zelanda sostuvo contacto con los casos positivos, manteniendo un balance actualizado del estado del virus en el país. A partir de estas cifras se pudieron tomar medidas relacionadas con la activación económica.

5. El mar como aliado: Nueva Zelanda cuenta con una gran ventaja contra la pandemia al ser una isla, ya que esto le permite tener mayor control sobre quién ingresa al país, comparado con países que tienen grandes fronteras terrestres.

Te puede interesar: ¿Qué significa 'aplanar la curva' del COVID-19?

Sin embargo, la primera ministra y expertos aseguran que no es momento de bajar la guardia completamente, por lo tanto hay ciertas medidas que continuarán vigentes en las próximas semanas:

• Uso obligatorio de tapabocas en lugares públicos: se mantendrá la protección en áreas que puedan tener aglomeraciones de personas, como plazas y transporte público.

• Herramientas digitales para rastreo de casos: mejorar la efectividad de confirmación de casos ante cualquier signo de alerta.

• Control de las fronteras: se continuarán evaluando las entradas y salidas de ciudadanos. Por el momento, se reglamenta la cuarentena obligatoria de 14 días al llegar al país, sin embargo, se busca una metodología más eficiente para evitarla.

• Mejoras en el sistema de salud: se plantean cambios desde las bases en la respuesta de salud, para ayudar a que no sean necesarias medidas como el confinamiento por la detección temprana de enfermedades infecciosas.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL