El tratamiento que habría curado a un paciente que tenía Sida


Contenido

Un paciente de 35 años, en la ciudad de São Paulo (Brasil), que tenía Sida podría ser la primera persona en superar esta enfermedad usando solamente medicación, sin requerir trasplante de médula.

La noticia se conoce luego de la publicación de los resultados de estudios realizados, en los que se concluyó que hace más de un año no se ha detectado VIH en su organismo.

Sin embargo, los investigadores han pedido cautela y no sacar conclusiones precipitadas ante los resultados, ya que se requiere más tiempo de observación para asegurarlo al 100%. El anuncio se realizó en el marco de la 23 Conferencia Internacional del Sida, que este año se realiza de manera virtual.

Te puede interesar: ¿Qué es el ‘Síndrome de la cabaña’?

Según la información publicada por la revista Science, el paciente tiene 35 años y tomó durante varios años una combinación de antiretrovirales y nicotinamida, tratamiento que fue interrumpido en marzo de 2019, al mostrar mejoría. Desde esa fecha el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) no se ha vuelto a detectar en su organismo.

La ausencia de VIH en la sangre de este paciente durante los últimos quince meses, es el mayor indicador de que podría haberse curado, aunque los responsables del estudio alertan de que aún no se dispone de resultados definitivos, ni ha pasado suficiente tiempo para asegurarlo.

La investigación en este caso ha sido liderada por el doctor Ricardo Diaz, de la Universidad Federal de São Paulo.

Lee también: ¡Conoce 5 tips para evitar la obesidad en cuarentena!

Hasta la fecha, se tiene constancia de solo dos personas que se han curado oficialmente del sida: Timothy Ray Brown, conocido como "el paciente de Berlín", y Adam Castillejo, conocido como "el paciente de Londres".

Estas dos personas se sometieron a un trasplante de médula ósea, con células que tenían una mutación específica, que permitieron que su cuerpo creara nuevos sistemas inmunitarios, libres de VIH.

A pesar del éxito en estos dos casos, estas son operaciones muy complicadas, que conllevan riesgos muy altos para el paciente, por lo que su uso a gran escala ha sido impracticable hasta la fecha.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL