La prometedora vacuna contra la COVID-19


Contenido

Según un artículo publicado por la revista médica británica ‘The Lancet’ los resultados de las pruebas de la llamada vacuna de Oxford contra el coronavirus demostraron que “parece segura y es capaz de inducir al sistema inmune para que produzca respuestas específicas”.

En el estudio sobre esta vacuna los investigadores de la universidad británica de Oxford afirman que las pruebas realizadas con más de 1.000 personas evidenciaron que la vacuna indujo la producción de anticuerpos específicos en las defensas de los voluntarios y respuestas celulares que significarían que este medicamento es capaz de “entrenar el sistema inmunológico del cuerpo para enfrentar el virus”.

En total se realizó esta prueba con 1.077 adultos sanos entre 18 y 55 años, sin antecedentes de la infección, a quienes se les aplicó una dosis de la vacuna del ensayo y de una vacuna de control. Un grupo pequeño recibió una segunda dosis 28 días después de la primera.

Te puede interesar: Los prometedores avances para vacunas contra el COVID-19

Se midieron las respuestas al inicio y después de la vacunación usando el método de ELISA IcG, y se observaron las respuestas celulares usando respuestas específicas.

Los investigadores demostraron que esta vacuna produjo respuestas de defensa con anticuerpos y células T de manera segura, manteniendo un ritmo consistente durante los 56 días de la prueba. Además, ninguno de los participantes desarrolló efectos adversos graves, según los investigadores.

¿Cómo funciona esta vacuna?

Para producir los anticuerpos de defensa en el cuerpo humano, los científicos de Oxford modificaron genéticamente un virus, agregándole algunas partículas, una de ellas destinada a no enfermar a las personas y la otra a que el virus alterado se pareciera mucho al COVID-19.

Para iniciar tomaron un virus que causa síntomas respiratorios en los chimpancés y lo modificaron para que fuera igual a una proteína básica estructural del nuevo coronavirus.

Lee también: ¿Qué significa 'aplanar la curva' del COVID-19?

Esta fórmula les fue aplicada a los voluntarios, usando un protocolo en el que se les aplica aleatoriamente la dosis a un grupo de personas y a otro un placebo.

Los investigadores buscan que el virus ponga a funcionar el sistema de defensas del cuerpo y así atacar el virus a través de un ejército de células y también desarrollando anticuerpos.

Según el artículo publicado en 'The Lancet', el primer momento se cumplió a los 14 días de aplicada la vacuna; y el segundo, luego de cerca de un mes después la dosis. Además este efecto positivo se mantuvo durante los 56 días del estudio, sin saber cuánto tiempo más puede durar.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL